Rafael S, un ‘sin techo’ natural de Zamora que recibió una brutal paliza en agosto de 2009, ha asegurado este miércoles en el juicio que las patadas que recibió en la cabeza le han “cambiado la vida” y ha manifestado que el traumatismo craneoencefálico que sufrió le hace necesitar la ayuda de terceros para las tareas de mayor complejidad.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.