Según Izquierda Unida, mientras desde la Concejalía de Turismo no para de hacer propaganda de lo mucho que está haciendo en materia de turismo, la realidad es que la ineficacia comienza a ser palpable. Las iglesias románicas comienzan a cerrar sus puertas ante la falta de dinero para pagar al personal que las atiende.

En el Presupuesto de 2008 no se contemplaba partida alguna ya que le correspondía a la Diputación. En el de 2009 parece que tampoco hay dinero en el Presupuesto. Izquierda Unida se pregunta si la concejalía piense arreglar el asunto por otras vías que no sea la meramente presupuestaria. Pero el hecho cierto es que si quiere dar otro tipo de solución al tema de la apertura de las iglesias llega un poco tarde ya que han comenzado a cerrar sus puertas a los turistas y a los zamoranos.

IU afirma que las iglesias están abiertas con un convenio en el que participan Ayuntamiento, Diputación y Obispado. Cada dos años una de las instituciones pone el dinero (unos 80.000 €) para pagar al personal. El Obispado sólo pone la propiedad de los templos.

Izquierda Unida creé que se pone de manifiesto que la Concejalía de Turismo se está convirtiendo en “una cascarilla de propaganda“. La apertura con alharacas de Las Aceñas y del Centro de Interpretación de la Ciudad Medieval ha acabado en tan sólo aperturas a la carta para grupos. La autodenominada “sociedad del turismo” que irá al próximo pleno parece un centro de creación de empleo (un gerente, un administrativo, dos directores de área, dos técnicos de área) para hacer lo que ya está hecho.

Izquierda unida denuncia que a día de hoy las iglesias románicas en la ciudad han comenzado a cerrar, y la forma habitual que era poner el dinero en los presupuestos ha sido desechada.

Para IU no encaja este esquema de hechos con el despliegue que efectivamente existe con el programa “Zamora Románica” para la rehabilitación de templos. “Rehabilitación SI, pero apertura de templos con horario predeterminado también“.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.