Antonio Vázquez considera que lo expuesto en la Comisión de Fomento es “papel mojado” que mantiene la incertidumbre sobre el único tramo de la Ruta de la Plata que resta por ejecutar

Denuncia también que el Gobierno supedita su propuesta a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado que deberá pactar con los partidos políticos nacionalistas

Antonio Vazquez
Antonio Vazquez

El parlamentario nacional del Partido Popular por la provincia de Zamora en el Congreso de los Diputados, Antonio Vázquez, manifestó su decepción por la intervención del ministro de Fomento, José Blanco, en Comisión del área, para explicar el plan de ajuste del ministerio y las actuaciones previstas por el mimos, que supeditó en todo momento a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para el 2011 para los que deberá negociar con los partidos de carácter nacionalista.

Antonio Vázquez apunta que a pesar de que Blanco se comprometió a licitar la Benavente-Zamora antes de que finalice el presente año, no concretó ni cifras ni plazos de ejecución, y que su comparecencia no aportado ninguna claridad en la incertidumbre permanente a la que el Gobierno Socialista de Zapatero tiene acostumbrados a los zamoranos.

El diputado zamorano añadió que esta incertidumbre es mayor si cabe tras manifestar el ministro de Fomento que las inversiones en materia de infraestructuras estarán supeditadas también a una previsible bajada de los tipos de interés que nadie puede garantizar en el contexto de la actual situación de crisis económica actual que “de manera tan nefasta ha gestionado el Gobierno de Zapatero y del Partido Socialista”.

Al mismo tiempo, Antonio Vázquez denuncia que los planes del Gobierno dan carpetazo definitivo a la prolongación de la Autovía del Duero, desde la capital zamorana y la frontera con Portugal, para decepción de los habitantes y los empresarios de las comarcas de Aliste y Sayago, en particular, y de toda la provincia de Zamora, en general.

Finalmente, recalca que gracias a un Gobierno del Partido Popular que dejó redactados y aprobados todos los proyectos, ahora al Gobierno Socialista no le queda más remedio que ejecutar las obras de la línea de Alta Velocidad Ferroviaria hacia Galicia, a las que no pueden aplicar los recortes presupuestarios previstos en el Plan Extraordinario de Infraestructuras.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.