El Consejo de Ministros ha acordado nombrar a cuatro nuevos miembros de la cúpula militar. Además, ha analizado el plan para facilitar el retorno voluntario de trabajadores inmigrantes no comunitarios a sus países de origen, al que podrían acogerse 100.000 desempleados.

El Gobierno ha acordado nombrar al teniente general Fulgencio Coll Bucher como nuevo Jefe del Estado Mayor del Ejército; al vicealmirante Manuel Rebollo García, Jefe del Estado Mayor de la Armada; al teniente general José Jiménez Ruiz Fernández, Jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, y al teniente general José Julio Rodríguez Fernández, Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha destacado la “amplia trayectoria y experiencia probada” en cargos de relieve en el seno de las Fuerzas Armadas de los nuevos cuatro miembros de la cúpula militar.

Asimismo, ha agradecido a los mandos salientes “su gran labor al frente de los Ejércitos”, y ha asegurado que el Ejecutivo seguirá contando con el general Félix Sanz Roldán, hasta ahora Jefe del Estado Mayor de la Defensa, para “un puesto importante”.

Inmigración

El Gobierno ha recibido un informe del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, sobre el Plan para el retorno voluntario de trabajadores inmigrantes no comunitarios.

María Teresa Fernández de la Vega ha explicado que el objetivo de esta iniciativa es dar a los inmigrantes que hayan perdido su empleo y que deseen retornar a su país de origen la posibilidad de percibir de forma acumulada y anticipada la prestación por desempleo que tengan reconocida.

“Se pretende así favorecer el desarrollo de los países de origen mediante el retorno de personas cualificadas, de personas con experiencia profesional y también con ciertos recursos para seguir trabajando allí”, ha añadido.

Según la Vicepresidenta, quienes se acojan al plan recibirán sus prestaciones de desempleo en dos plazos: el primero en España por el 40% del importe y el resto en su país al mes siguiente.

Según las estimaciones del Ejecutivo, hay aproximadamente 100.000 inmigrantes que podrían acogerse a esta medida por estar en situación de desempleo. Muchos de ellos son de Marruecos, Ecuador y Colombia, aunque hay ciudadanos de hasta 19 países que podrían beneficiarse, ya que España mantiene con ellos convenios bilaterales de Seguridad Social.

Pasados tres años desde el retorno voluntario, el trabajador podrá solicitar de nuevo la autorización para vivir y trabajar en España, y pasados cinco años tendrá el derecho preferente para volver y formar parte del contingente.

Fernández de la Vega ha subrayado que se trata de una medida de carácter permanente y no coyuntural, de la que han sido informados los interlocutores sociales y el Parlamento, así como las Comunidades Autónomas a través de la Conferencia Sectorial de Inmigración.

“Es una iniciativa justa y voluntaria y pensada por igual para beneficiar al trabajador, a su país y al nuestro, y se suma a otras similares aplicadas en otros países de nuestro entorno”, ha dicho.

Protección a los consumidores

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto para mejorar el control del etiquetado, presentación y publicidad de alimentos con el objetivo de reforzar la seguridad de los consumidores.

La Vicepresidenta ha señalado que el nuevo listado de ingredientes que deben incluirse en el etiquetado de los alimentos mejorará en especial la seguridad de las personas que tienen una especial sensibilidad a determinados componentes alimentarios.

Además, con el fin de proteger a los consumidores, el Gobierno ha aprobado un Real Decreto que regula el procedimiento de autorización, registro y farmacovigilancia de los medicamentos veterinarios fabricados industrialmente.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.