Directiva del PSOE de Benavente (2003-2007)
Directiva del PSOE de Benavente (2003-2007)

La sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia que anula la licencia otorgada al “Edificio Villalar” a sentado como un jarro de agua fría en el seno del PSOE de Benavente.

Esto es comprensible si tenemos en cuenta que dicha licencia se otorgo por el equipo de gobierno del PSOE durante el mandato 2003-2007 con Manuel García Guerra al frente del ayuntamiento de Benavente y que el edificio en cuestión estaba promovido por una constructora benaventana para la que trabajaba el ex-concejal de urbanismo del PSOE, Justo Fernández Valverde. Con el agravante de que el ex-alcalde fue propietario de la parcela sobre la que se construyó el edificio.

La sentencia del TSJ anulá, no solo la licencia urbanística concedida por el ayuntamiento en 2005 al edificio de viviendas, local y trasteros en la concurrencia de las calles Villalar, San Antón y Toril, y que fue promovido por la empresa para la cual trabajaba el entonces concejal de urbanismo de Benavente, sino que además anula los Decretos de la Alcaldía de Benavente de 20 de diciembre de 2005 y 27 de febrero de 2006 dictados por el ex-alcalde, Manuel García Guerra.

Según el TSJ queda demostrado “que el proyecto para el que se concedió la licencia no cumplía la normativa del PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) de la ciudad de Benavente”. La licencia no podía concederse al no ajustarse lo proyectado a la normativa del PGOU aprobado inicialmente.

Las ilegalidades o incumplimientos a las que hace referencia la sentencia son las siguientes:

  •  El edificio no cumple la dimensión mínima de 3,50 metros prevista para los patios de parcela en el citado PGOU.
  • El radio de curvatura de la rampa de acceso era en el proyecto presentado de 4,50 metros, incumpliendo la previsión del PGOU aprobado inicialmente que establecía un radio mínimo de 6 metros, como se indica en el informe pericial.
  • Se incumplía con el proyecto presentado en cuanto al ancho mínimo de
    la escalera que debería ser de 1,20 metros en lugar de los 1,10 metros proyectados.
  • En el acto de ratificación el perito judicial hizo referencia a que la edificación proyectada se encuentra en el grado 3, cuando realmente se encuentra en el grado 2, como se indica en la sentencia del Juzgado y se admite por la parte apelante.
  • La ausencia de un local para el almacenamiento de residuos sólidos urbanos, vulnerándose su art. 4.6.1.
  • La ausencia del estudio de los posibles aparcamientos,vulnerándose su art. 4.6.6.
  • Los distribuidores de todas las plantas de vivienda no cumplen la anchura mínima de 150 cm prevista en el art. 4.7.3 del referido PGOU.
  • El proyecto no cumple el art. 5.4.12 en cuanto a las plazas de aparcamiento para el local comercial.
  • En cuanto a los dormitorios la sentencia aprecia el incumplimiento del art. 5.3.5 del PGOU respecto de la vivienda del ático B que tiene un dormitorio con una superficie inferior a 9 m2, lo que también sucede con dos dormitorios de la vivienda del ático C.

En resumen la sentencia judicial firme viene a decir que no se podía conceder la licencia urbanística, al incumplirse con el proyecto presentado el PGOU aprobado inicialmente, al estar afectado por la suspensión del otorgamiento de licencias derivado de esa aprobación inicial del PGOU.
Por todo lo expuesto, el alto tribunal ha decidido anular el Acuerdo del Ayuntamiento de 1 de marzo de 2005 que concedió dicha licencia para la construcción de edificio de viviendas así como los Decretos de la Alcaldía de Benavente de 20 de diciembre de 2005 y 27 de diciembre de 2006 que no accedieron a la solicitud del recurrente de revocación de esa licencia.

Esta política irresponsable, oscurantista y torticera nos ha dejado muchas victimas pero un solo culpable. Y es que los realmente perjudicados son los propietarios en situación de indefensión, el ayuntamiento de Benavente, que concedió una licencia que ahora se ha anulado y los benaventanos que son los que sustentan al ayuntamiento, pero con único responsable que es el Partido Socialista de Benavente.

Queda por ver, si todo este asunto deriva o no, en algún tipo de investigación para depurar responsabilidades, no solo políticas sino también penales, pues cabe señalar, que en un ayuntamiento cada concejal es responsable de su voto y por lo tanto debe votar en consecuencia. Cuando todos los concejales del PSOE votaron al unisono una ilegalidad urbanística, cabe preguntarse, si lo hacían por propia voluntad o siguiendo las directrices del PSOE. Veremos como se desarrollan los acontecimientos en los próximos meses y por que derroteros nos lleva esta cacicada del PSOE.

1 Comentario

  1. ES EMOCIONANTE VER A OS VIEJOS SOLDADOS DE LA VIEJA GUARDIA CASERA COMO SE INCORPORABAN A LA DEFENSA DEL TERRRITORIO POR SI HITLER INVADÌA AS ISLAS Y CON LA AYUDA DE AS SARDINAS PORTUGUESAS ESTOS VETERANOS HOMBRES ORGULLLLLLLLLLLLOSOS DE SU PAÌS PENSABAN DEFENDERLO A AS ORDENES DE UN REY TARTAMUDO Y UM PRIMIER GORDITO-GORDAZO¡
    POR ESO NOS SOMOS UNA BASURA DE PAÌS,COMO DICE DON ARTURO-CACHITO…

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.