El pleno del Consejo Consultivo de Castilla y León, con sede en Zamora, aprobó hoy la memoria de 2008 con una reflexión sobre la posibilidad de reformar la ley reguladora de la institución y dotarla de más competencias. La memoria, que será entregada el día 2 de abril al presidente de la Junta, es la última del primer mandato del Consejo, que se tiene que renovar a partir de mayo, y en ella se recoge un total de 1.210 solicitudes de consulta y la aprobación de 1.130 dictámenes.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.