En el rodaje de la película se usaron seis carrocerías de modelos Esprit, pero solo uno fue convertido en ‘coche submarino’ El Lotus Esprit blanco, que se transformó en un submarino en una secuencia de la película que 1977 protagonizó Roger Moore como 007, finalmente no alcanzó el valor que pretendían los organizadores. Se estimó que se vendería por hasta 950.000 libras (1,13 millones de …

No hay comentarios