El Barça se ha impuesto con claridad gracias a los goles de Jeffren, Bojan (2) y Messi en un encuentro en el que Guardiola ha apostado de inicio por muchas caras nuevas. El equipo suma ya 77 puntos.

FC Barcelona - Athletic Club de BilbaoCon Alves sancionado, Iniesta lesionado y el Arsenal y el Madrid a la vuelta de la esquina, Josep Guardiola ha presentado ante el Athletic Club un once sorprendente. Regresaba tras su lesión Abidal, que desplazaba a Maxwell a posiciones más avanzadas, mientras que Busquets y Touré, apoyados por un Messi muy móvil como mediapunta, llevarían la manija del equipo, con Xavi en el banquillo. Jeffren oxigenaba a Pedro, hoy suplente, y Bojan ejercía de ‘9’. También volvía Chygrynskiy, tras tres meses sin ser titular. Guardiola logra que el equipo responda siempre, no importan los nombres.

Jeffren, Bojan (2) y Messi, tres jugadores formados en la cantera, han sido los goleadores de un partido que permite al Barça alcanzar los 77 puntos y trasladarle nuevamente toda la presión al Madrid, que este domingo visita El Sardinero. La única nota negativa han sido las lesiones de Jeffren, Touré e Ibrahimovic, que durante el calentamiento ha notado molestias.

Adaptación rápida

Los cambios introducidos por Guardiola no han desmejorado al equipo, que ha salido con la intensidad de Londres aunque con algunas imprecisiones iniciales. Era normal: faltaban muchos de los referentes del equipo en la construcción del juego. El Athletic Club ha aprovechado la circunstancia para amenazar al Barça con un tiro de Susaeta. Era el minuto 3 y los locales apenas han vuelto a sufrir atrás.

Aparecen Jeffren y Bojan

El centro del campo iba a tener la clave del encuentro. Busquets y Touré alternaban la posición de pivote defensivo, mientras que Maxwell actuaba más de extremo que de interior. Ellos tres ejercían los roles habituales de Xavi e Iniesta. El esquema se asemejaba más a un 4-2-4 que al tradicional 4-3-3. Messi volvía locos a los rivales. Aparecía aquí y luego allá, como en la jugada del primer gol, donde regala una asistencia en profundidad a Abidal, que da un pase de la muerte que remata Jeffren en el segundo palo. Gol de tiralíneas.

El gol ha dado la tranquilidad necesaria al equipo, que ha generado el segundo gracias a una brillante presión colectiva que ha permitido a Puyol recuperar el balón y cedérselo a Bojan, que ha ejecutado a Gorka por el palo más inesperado, el corto.

El Athletic Club no se rinde

Caparrós se ha visto obligado a hacer una apuesta más ofensiva para intentar empatar el partido. Yeste y Toquero han entrado en el lugar de David López y Gabilondo y el invento casi le sale bien. El Athletic Club ha gozado de hasta tres remates que se han ido rozando el palo. Guardiola ha reaccionado y ha dado entrada a Xavi, en un cambio planificado desde el final de la primera parte.

Bojan y Messi sentencian

Con el de Terrassa en el campo, el equipo ha recuperado el balón y la eficacia. Porque Bojan, primero, ha puesto el 3-0 en su primer remate de la segunda parte y porque Messi, a continuación, se ha sumado a la fiesta con el cuarto. El espectáculo sólo se ha visto maquillado por las lesiones de Jeffren y Touré y por un gol de Susaeta al contragolpe. El encuentro ha acabado con Jonathan Dos Santos dirigiendo un gran rondo azulgrana y con Maxwell como extremo derecho.
Lo dicho: Guardiola siempre acierta.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.