El PP ha informado que el Ayuntamiento de Benavente se ha visto obligado a indemnizar a dos establecimientos comerciales de la calle Herreros, por los daños sufridos como consecuencia de filtraciones de agua por rotura de tuberías en la red municipal.

Ambas empresas reclamaron algo más de 10.000 €, por daño en las instalaciones y género del comercio. El Ayuntamiento reconoció su responsabilidad en dichos daños por valor de algo más de 9.300 €.

El Ayuntamiento tiene contratado un seguro para este tipo de siniestros, con franquicia de 1.500 €. Esta ha sido la cantidad de la que se ha tenido que hacer cargo, siendo el resto sufragada por parte de la compañía de seguros.

Las obras de saneamiento en la Calle Herreros deberían de haberse ejecutado en el año 2016, tal y como estaba establecido en el acuerdo firmado ente la empresa Aquona y el propio Ayuntamiento en el convenio firmado en el año 2012; pero el Ayuntamiento decidió no realizarlas.

El retraso en la ejecución de dicha obra podría haber generado más daños a vecinos y negocios de la zona durante los más de dos años que el Ayuntamiento ha retrasado deliberadamente las obras y, además, en lugar de coste cero para las arcas públicas, las mismas tendrán un coste que superará el millón de euros y que saldrán del bolsillo de todos los benaventanos.

Las mismas se deberían de haber realizado en dicho año sin coste para el Ayuntamiento, obras que fueron valoradas por un importe de 389.000 €, según Convenio firmado, pero que han sido modificadas por el actual Equipo de Gobierno de PSOE e IU en el Ayuntamiento.

El coste actual supera el millón de euros y será sufragado íntegramente por el Ayuntamiento con fondos propios.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.