El Ayuntamiento de Benavente, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, creará dos áreas de descanso para corredores y viandantes en el entorno de la carretera de la Estación, concretamente en dos pequeñas zonas poco separadas entre sí y cuya remodelación ya ha dado comienzo en uno de los casos. En este sentido, los dos puntos naturales objeto de reforma y que en las próximas semanas se convertirán en zonas de esparcimiento se encuentran situados, en primer lugar, en el cruce de la cuesta del Río y la carretera de la Estación, en la que los trabajos ya han comenzado, y, por otro lado, en una meseta saliente del muro del castillo y perpendicular a la torre del Caracol, contigua a un pasadizo cerrado; en esta zona, dotada de una protección especial por la existencia de restos arqueológicos, las obras aún no han sido iniciadas ya que los servicios técnicos del Ayuntamiento se encuentran elaborando la memoria preceptiva, paso previo al permiso final de la Dirección General de Patrimonio que la Concejalía espera obtener en las próximas semanas.

Las obras en las dos áreas respetarán la vegetación y los árboles ya plantados, aunque las actuaciones municipales diferirán en cuanto a dotación de mobiliario y remodelación general por las especiales características del terreno protegido. Así, el Ayuntamiento alojará nuevos árboles e instalará bancos y una fuente en la pequeña zona triangular colindante con la cuesta del Río, mientras que las obras en la segunda zona serán más bien superficiales y de escasa entidad para compaginar la creación del espacio de descanso y, a la vez, evitar daños en su subsuelo. Una excavadora y varios operarios municipales trabajan desde la pasada semana en el terreno triangular de carácter irregular más cercano a la antigua estación de tren y cuyo firme final estará adaptado al suelo sobre el que se asienta; por su parte, los trámites administrativos para comenzar las labores de acondicionamiento sobre la franja protegida avanzan a buen ritmo. En cualquier caso, el concejal de Medio Ambiente, Juan Dúo, prevé que las obras en ambas áreas estén concluidas a finales del próximo mes de agosto, de tal forma que los caminantes que paseen por la zona en septiembre puedan disfrutar tanto de bancos en sombra como de surtidores de agua potable.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.