La Concejalía de Seguridad Ciudadana, Obras y Contrataciones del Ayuntamiento de Benavente ha llevado a cabo en los últimos días una serie de labores de mejora en las inmediaciones de la plaza de Santa Clara consistentes en la remodelación de su parque infantil, la eliminación de barreras arquitectónicas y la reposición de todas las farolas existentes en la zona. En el primer caso, tal y como anunció el alcalde de Benavente, Saturnino Mañanes, varios operarios municipales iniciaron el pasado 22 de julio el acondicionamiento del parque de Santa Clara en cumplimiento de las normas de seguridad vigentes, una actuación que fundamentalmente consiste en la instalación de nuevos juegos y la sustitución del piso de arena por un firme compuesto por aglomerado de caucho de cinco centímetros de espesor.

Además, y atendiendo a las reclamaciones de la asociación vecinal, el Ayuntamiento ha habilitado en el entorno del parque un espacio reservado para perros conocido como “pipican” para evitar la aparición de excrementos animales por las zonas ajardinadas colindantes.

La segunda medida puesta en marcha por la Concejalía en la plaza de Santa Clara tiene por objetivo la eliminación de barreras arquitectónicas, de ahí la construcción de una rampa próxima a unas cabinas telefónicas para salvar el desnivel de unas escaleras que impedían el paso a determinados grupos de población. Y, en tercer lugar, el Ayuntamiento de Benavente ha reemplazado la totalidad de luminarias del entorno de la plaza por otras de altura superior para tratar de evitar los actos vandálicos que se venían produciendo últimamente en la zona y que obligaban a reparar las tulipas de forma frecuente, con el consiguiente gasto municipal. Con la instalación de estas nuevas farolas, el Ayuntamiento prevé una disminución de la rotura intencionada de cristales y bombillas.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.