La Consejería de Economía y Empleo ha logrado la calificación de Centros como de Referencia Nacional para los Centros de Formación Profesional de automoción de Villabáñez, ubicado en Valladolid y para el Centro de Formación Profesional de Salamanca, especializado en industrias alimentarias. Este reconocimiento ha sido aprobado en el marco del Consejo General de Formación Profesional que ha tenido lugar esta mañana en Madrid.

El Centro de Villabáñez, en Valladolid se constituye como Centro de Referencia Nacional en la familia profesional de transporte y mantenimiento de vehículos, áreas profesionales de electromecánica de vehículos y carrocerías. Asimismo, el Centro de Formación de Salamanca, se convierte en Centro de Referencia Nacional para la familia de industrias alimentarias, áreas profesionales de lácteos y alimentos diversos.

Esta calificación, supone la culminación de un largo proceso de negociaciones entre la Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Trabajo.

Esta calificación pone en valor la excelencia de ambos centros a nivel nacional, por encima de las candidaturas de otras comunidades autónomas, que han competido en este proceso de calificación, especialmente en el caso de las áreas profesionales de automoción, en las que Cataluña también ha mostrado gran interés.

Antecedentes

Las negociaciones comenzaron hace más de dos años, con la presentación de las candidaturas para Centros de Referencia Nacional, en las diferentes familias profesionales y continuaron con una entrevista entre el consejero de Economía y Empleo de Castilla y León y el ministro de Trabajo e Inmigración, en las que solicitaba un Plan Especial de Empleo y la calificación de los Centros de Formación, como Centros de Referencia Nacional.

Desde la Junta de Castilla y León y ante el interés de otras comunidades autónomas por obtener la calificación de Centro de Referencia Nacional de Automoción, se adoptaron una serie de iniciativas para defender la calificación que correspondía al centro de Valladolid, dada su larga trayectoria en el sector de la automoción de carácter estratégico en nuestra Comunidad.

Estas candidaturas han sido sometidas a examen, por parte de los técnicos del Ministerio, en el que se han valorado distintos aspectos, como las infraestructuras, calidad del profesorado, equipamientos tecnológicos y avanzados, así como los proyectos de futuro presentados por cada candidatura.

Las nuevas calificaciones completan las realizadas en el pasado mes de septiembre. En el Centro de Salamanca se calificó en el área profesional de cárnicas y respecto al Centro del Espinar en la familia de servicios socioculturales y a la comunidad, el área de actividades culturales y recreativas.

Objetivos de los Centros de Formación

El trabajo que desarrollan los Centros de Referencia Nacional de Formación Profesional abarca aspectos como la observación y el análisis de la evolución de los sectores productivos, para adecuar la oferta de formación a las necesidades del mercado de trabajo; experimentar acciones de innovación formativa y elaborar contenidos, metodologías y materiales didácticos actualizados.

Otro de los objetivos es colaborar y realizar los estudios necesarios para elaborar certificados de profesionalidad de interés general, así como participar en la realización, custodia, mantenimiento y actualización de sus pruebas de evaluación; disponer de instalaciones, equipamientos y medios didácticos, desarrollar técnicas de organización y gestión de la formación y proponer la aplicación de criterios, indicadores y dispositivos de calidad para centros y entidades de formación.

Estos centros además crean vínculos de colaboración, incluyendo la gestión de redes virtuales, con institutos y agencias de cualificaciones autonómicos, universidades, centros tecnológicos y de investigación, Centros Integrados de Formación Profesional, empresas, y otras entidades, para fomentar la investigación, innovación y desarrollo de la formación profesional, así como para observar y analizar la evolución de las bases científicas y tecnológicas relacionadas con los procesos de formación.

Además, los centros participan en programas e iniciativas internacionales y en el diseño desarrollo de planes de perfeccionamiento técnico y metodológico dirigidos al personal docente o formador, expertos y orientadores profesionales, así como a evaluadores que intervengan en procesos de reconocimiento de competencias profesionales.

Por último, colaboran en el procedimiento de evaluación y acreditación de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral.

En estas instalaciones se ubican laboratorios de alta tecnología y de investigación y de innovación tanto en aspectos productivos, formativos y comerciales, constituyendo la base sobre la que asentar los futuros cluster sectoriales de Castilla y León.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.