El alcalde de Santa Clara de Avedillo (Zamora), Enrique López Llamas, fue detenido después de amenazar con un revólver al portero de una discoteca que no le había dejado entrar. Los hechos se produjeron en la madrugada del domingo, cuando Enrique López, de 66 años se presentó en la puerta de una discoteca de la capital zamorana con la intención de entrar al establecimiento.

Los porteros le prohibieron la entrada “debido a los síntomas de embriaguez que presentaba y por llevar una vestimenta inadecuada”, según la información facilitada por la Comisaría de Policía de Zamora. El hombre se fue, pero a las cinco de la madrugada volvió de nuevo al local con un revólver con el que encañonó a uno de los porteros apuntándole a la cabeza, mientras amenazaba con matarle.

Los dos porteros que había en la puerta del establecimiento, situado en el centro de la ciudad, se abalanzaron sobre él y consiguieron reducirle, según las mismas fuentes. Fueron ellos mismos quienes avisaron a la Comisaría y una dotación policial se presentó en el lugar y le detuvo

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.