Una mujer de 38 años, M.I.C.C., fue detenida el pasado fin de semana en Zamora por quebrantar una orden de alejamiento dictada por un juzgado de la capital.   Los hechos tuvieron lugar en un bar del extrarradio de la ciudad, donde la víctima del acoso estaba jugando a las cartas con unos amigos.

   La mujer se situó junto a él y empezó a dar grandes voces tratando de molestarle, una actitud que ya ha protagonizado en otras ocasiones y por la que tiene dictada una orden de alejamiento de 200 metros.

   La mujer cuenta con antecedentes penales por malos tratos y quebrantamiento de condena, teniendo en vigor la prohibición de acercamiento y comunicación con el denunciante.

   La detenida pasó a disposición judicial ante el titular de guardia en la ciudad.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.