CaritasCáritas aumentó a lo largo de este año un 60 por ciento los servicios que se prestan a las familias y que están dirigidos a cubrir las necesidades básicas, según explicó Antonio Jesús Martín, delegado diocesano de Cáritas en Zamora, durante la presentación del balance de actividades de 2009.   En este sentido, añadió que la crisis económica ha hecho que 2009 haya sido “un año muy difícil” hasta el punto de que en las oficinas principales de Zamora y en las que existen en Benavente y Toro, además de las parroquias, se ha atendido a 1.600 familias.

   La ayuda inmediata que se les prestó permitió cubrir los gastos de alimentación, farmacia y servicios básicos, aunque no fue posible atender otras necesidades como el pago de las hipotecas. Los gastos mensuales de Cáritas Zamora en este concepto alcanzaron los 60.000 euros.

   También debido a la crisis el perfil del demandante de ayuda ha cambiado: ya no son sólo personas excluidas del mercado laboral, sino familias de media edad con hijos que han perdido su trabajo, además de inmigrantes sin respaldo familiar y familias monoparentales.

   Aunque no ha crecido de manera proporcional, también la crisis económica ha despertado la solidaridad de los zamoranos y a lo largo de 2009 crecieron las aportaciones realizadas a la organización.

   En este sentido, Antonio Jesús Martín destacó la “caridad imaginativa” que se desarrolla en tiempos de crisis y que personalizó en una iniciativa puesta en marcha por una treintena de empresarios de la provincia que, desde principios de este mes de diciembre, está realizando aportaciones, tanto desde el punto de vista empresarial como a título individual de los trabajadores, para paliar las nuevas necesidades que se han creado en las familias.

   Cáritas se encuentra inmersa ahora en la campaña navideña con la intención de incrementar los fondos que se recaudan. Para ello, el próximo 3 de enero se realizará una colecta especial en las iglesias. “En estos tiempos más que nunca es necesario hacer una llamada a la solidaridad y a la generosidad”, dijo.

   Las previsiones del responsable diocesano de Cáritas de cara a 2010 no son buenas. “El próximo año se ve mal, no hemos tocado fondo, todavía no se está creando empleo y las ayudas se van a ir terminando”, concluyó.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.