• “Tenemos que ayudar a  mujeres de otras culturas que viven con nosotros a que se sientan españolas de primera categoría
• Afirma que “las reglas básicas recogidas en la Constitución tiene que estar por encima de cualquier otro reconocimiento religioso o cultural”
• Hace un llamamiento a la concienciación de las jóvenes que viven en el mundo rural, para que no permitan ningún tipo de maltrato

28, enero, 09.- La secretaria general del Partido Popular, María Dolores Cospedal, ha asegurado hoy durante la inauguración del IV Congreso Mujer y Parlamento: Violencia de género y pobreza, organizador por la Federación de la Mujer Rural (FEMUR)  que  la violencia de género y la pobreza son dos aspectos que están íntimamente relacionados. 

 En este sentido ha señalado que “a pesar del esfuerzo que está realizando la sociedad española para erradicar la violencia de género, ésta, sigue siendo una lacra social que no se detiene”.  De cada diez mujeres que murieron el año pasado, siete, no habían denunciado porque tenían miedo, y el 85% no tenía ni una orden de protección o de alejamiento de su maltratador. A esto hay que añadir el “atasco” de los Juzgados y la Policía y la Guardia Civíl están denunciando constantemente la falta de medios personales y materiales.

En este  sentido, Cospedal ha afirmado que es fundamental “sembrar en educación”. La secretaria general de los populares ha dicho que mientras los niños y niñas españolas  no estén educados en la idea de que sólo considerando a la mujer como un ser inferior o que sólo considerándonos las mujeres inferiores, los hombres maltratan y las mujeres  se dejan maltratar, no avanzaremos en este tema.

Así, ha señalado que “a pesar del esfuerzo que está realizando en la sociedad española para erradicar la violencia de género, sigue siendo una lacra social que no se detiene”.  De cada diez mujeres que murieron el año pasado, siete, no habían denunciado porque tenían miedo, y el 85% no tenía ni una orden de protección o de alejamiento de su maltratador.

Cospedal  se ha referido además a las diferentes culturas que conviven en nuestro país y ha afirmado que “no debemos aceptar aquellas tradiciones  culturales que se fundamenten en la desigualdad entre hombres y mujeres o en la discriminación, provengan de un hecho cultural o religioso“. “Yo no quiero niñas educadas en España con la conciencia de que son inferiores a sus hermanos”. “Tenemos que ayudar a mujeres de otras culturas que viven con nosotros a  que se sientan españolas de primera categoría y con igualdad de derechos que los hombres”.

MUJER Y POBREZA
Cospedal ha recordado que dentro del colectivo inmigrante los temas de violencia de género son “escandalosos” y se dan tres factores determinantes: mujer, inmigrante y muchas veces, pobre. “Se trata de mujeres desvalidas porque está lejos de su familia y coartadas por una cultura que no le permite denunciar”.

Para la secretaria general del PP “el respeto a todas las culturas debe ser una regla básica de la convivencia española pero el respeto a los derechos fundamentales y a las reglas básicas recogidas en la Constitución tiene que estar por encima de cualquier otro reconocimiento religioso o cultural”.

Por último, Cospedal ha añadido que  las mujeres son las que hacen de columna vertebral  de la familia y la sociedad  española y “lo son especialmente en el mundo rural”.  “Si no fuera por las mujeres, el mundo rural desaparecería”, ha dicho, y  por eso “hay que hacer una gran apuesta por ellas”.

Para la dirigente popular “una mujer del mundo rural que sufra maltrato  tiene menos posibilidades de denunciarlo porque su círculo es más pequeño, se siente más desvalida y tiene menos medios para protegerse”. En este sentido, ha hecho un llamamiento a la concienciación sobre todo de las jóvenes que viven en el campo para que no permitan ningún tipo de maltrato.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.