Con la llegada del buen tiempo todos queremos lucir unos pies bonitos. No obstante, las durezas y la sequedad hacen que esto parezca una tarea imposible. Estos son algunos consejos para cuidar la salud de nuestros pies y evitar molestias al caminar. ¡Qué nada te pare!

Descubre la belleza de tus pies

Hay una serie de hábitos muy sencillos que puedes añadir a tu rutina de aseo cada día. Toma nota:

1.   Acaba con las callosidades de tus pies usando una piedra pómez o la lima eléctrica de Dr Scholl. Aprovecha a hacerlo después de la ducha cuando la piel está más blanda y es más fácil obtener buenos resultados.

2.   Aprovecha que los días son más largos y soleados para caminar descalzo por la playa. No hay mejor exfoliante natural que la arena y el agua del mar. Además, los paseos por la playa ayudan también a la circulación sanguínea y al estado del ánimo.

3.   Date baños de agua templada con vinagre y sal. Tus pies te lo agradecerán. Este es un remedio casero muy beneficioso para ablandar las durezas de los pies.

4.   Elige siempre un calzado cómodo que no te roce o haga daño. Las callosidades suelen producirse por una mala elección en los zapatos.

5.   Si vas a usar tacón alto por mucho tiempo usa plantillas de silicona para evitar rozaduras y grietas en los pies.

6.   Hidrata tus pies todos los días. El mejor momento para hacerlo es de noche. Aplica una buena capa de crema hidratante y masajea tus pies durante un tiempo. Dormirás como un tronco.

Por último, nunca olvides cuidar tus pies durante todo el año. No cometas el error de solo pensar en ellos en los periodos de buen tiempo. Ellos necesitan atención constante. Recuerda que son los que soportan todo el peso del cuerpo. Mímalos.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.