Cientos de zamoranos se congregaron esta mañana en la plaza de la Catedral (alrededor de 1.500 personas según cálculos de la Policía Municipal) para dar al bienvenida a su Alteza Real, la Princesa de Asturias, en su primera visita oficial a nuestra ciudad con motivo de la inauguración oficial de las obras de rehabilitación del castillo como centro de arte Museo de Baltasar Lobo.

Doña Letizia llegó a pasadas las 11 de la mañana, acompañada por la secretaria general de Políticas de Igualdad, Isabel Martínez, y fue recibida junto a la Catedral y entre aplausos de la multitud de personas congregadas, por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, la alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, el presidente de las Cortes de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, y el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo.

Acompañada por la alcaldesa de la ciudad como anfitriona, la Princesa de Asturias fue saludando a las personas que se congregaban junto a la catedral y recibió un ramo de flores de manos de una niña del colegio Divina Providencia, en lo que fue uno de los actos más emotivos e la jornada; y a continuación se trasladó a los jardines del Castillo donde le esperaban los miembros de la corporación municipal, así como los representantes de las distintas instituciones y entidades zamoranas.

Posteriormente Doña Letizita procedió a descubrir, junto a Rosa Valdeón, una placa en bronce con el escudo del Ayuntamiento de Zamora y la inscripción “Su Alteza Real la Princesa de Asturias inauguró el espacio museístico del Castillo de Zamora. 3 de noviembre de 2009”. La placa permanecerá junto al paseo central de los jardines que da acceso a la fortaleza como recuerdo de la visita real y del acto inaugural.

Acompañada por los representantes institucionales, la esposa del Príncipe Felipe efectuó una visita privada al interior del recinto fortificado, donde recibió con interés las explicaciones del arquitecto y director de las obras de rehabilitación, Francisco Somoza. Doña Letizia mostró admiración por los trabajos realizados y puso de manifiesto su conocimiento e interés por la obra de Baltasar Lobo por lo que decidió, de regreso a la plaza de la Catedral, visitar la exposición permanente de la Casa de los Gigantes que alberga una amplia representación de la obra del escultor de Cerecitos de Campos.

-Clausura del II Foro de la Mujer en el Medio Rural:
Concluido el acto oficial de inauguración y visita al Castillo, la Princesa de Asturias se trasladó al pabellón ferial de IFEZA, donde clausuró los actos del II Foro de la Mujer en el Medio Rural de Castilla y León, que congregó a casi medio centenar de mujeres procedentes de todas las provincias de la comunidad autónoma. Un encuentro que sirvió de marco al presidente de la Junta de Castilla y León para anunciar la puesta en marcha de un plan para favorecer el arraigo de las mujeres de Castilla y León en los espacios rurales, “aprovechando todas sus potencialidades”, mediante ayudas específicas para la formación y adaptación al mercado de la mujeres que trabajan en la actividad agraria.

Por su parte, la Princesa de Asturias, después de agradecer el cariño con que había sido recibida en nuestra ciudad, destacó la “enorme capacidad de esfuerzo y la imaginación sin límites” de las mujeres del medio rural a la hora de enfrentarse al trabajo y a los problemas. Un trabajo que calificó de imprescindible “muy poco valorado, callado y agotador”, por lo que abogó por un mayor esfuerzo en la formación, en la educación y en la dotación de medios en el mundo rural “para vivir con dignidad en los pueblos como alternativa a la vida urbana”. Concluyó Doña Leticia con el deseo de que este foro sirva “para que toda la sociedad sepa lo importante que es el trabajo que hacéis, la dedicación ejemplar con la que os entregáis en la tarea de lograr un medio rural más humano, más desarrollado, alejado de estereotipos, innovador y con posibilidades de éxito”.

La alcaldesa de Zamora fue la encargada de dar la bienvenida a la Princesa a nuestra ciudad, recordando la relación que siempre ha tenido con la Corona desde que el rey Enrique IV de Castilla le otorgara el título de “Muy Noble y Leal Ciudad de Zamora”. Una ciudad rica en patrimonio artístico y cultural, dijo Rosa Valdeón, “que ha consolidado a lo largo de muchos siglos de fascinante historia”; y destacó en este sentido la labor de recuperación llevada a cabo en el Castillo como referente de primer orden en nuestra historia. “Un tesoro arqueológico y arquitectónico del que, a partir de hoy, nos sentiremos más orgullosos los zamoranos. Su recuperación, dijo, simboliza nuestra permanente vocación de conservar el pasado y comprometernos con el futuro”.

La alcaldesa le agradeció también a la Princesa su presencia en el encuentro de mujeres en el Medio Rural, una presencia que “nos alienta y nos anima a seguir ganado el futuro”; y aseguró que Su Alteza forma ya parte de nuestra Historia “como también forma parte de la intrahistoria de la igualdad, de la historia en femenino”. Ensalzó la labor de la mujer como “una parte fundamental en la vida de nuestra sociedad, de nuestros pueblos y de nuestras ciudades. Un elemento esencial en el progreso, en la ganadería, en el interior de los hogares, en la transmisión de valores y en la cultura”. Destacó su espíritu emprendedor y la perseverancia citando a Unamuno “procuramos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado”; y recordó el lamento de Doña Urraca “y a mi, porque soi mujer, dejáisme desheredad”, para concluir que la presencia hoy de la Princesa “nos ayuda a derribar ese cerco de cristal, para que de invisible pase a ser sólo parte de la memoria”.

Concluido el acto doña Letizia recibió de manos de Rosa Valdeón un pañuelo y un abanico originales de la artista zamorana Ana Zaragoza, como señal de agradecimiento y recuerdo de su visita a nuestra ciudad.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.