CGT apuesta por la matriculación en la escuela pública

0
886
escuela publica, sindicato CGT

CGT APUESTA POR LA MATRICULACIÓN EN LA ESCUELA PÚBLICA

Hoy jueves 16 de marzo, comienza el plazo del proceso de admisión del alumnado que quiera cursar segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria, Secundaria o Bachillerato para el curso 2016/2017. La Consejería de Educación de Castilla y León ha ofertado 121.403 plazas escolares.

El sindicato C.G.T. apuesta por una educación pública de calidad y nuestro compromiso con el tipo de educación que deben recibir los escolares de Castilla y León en el siglo XXI, hacen que CGT defienda la matriculación en los centros educativos públicos por ser el reflejo de la sociedad en la que está inmersa y a la que presta sus servicios.

Para CGT la escuela pública acoge a todos los niños y niñas sin distinción de etnias, clase social, religión, sexo, país, capacidades, etc, desarrollando valores de convivencia, solidaridad, pluralidad, libertad de pensamiento, tolerancia ideológica y de creencias y rechazando cualquier segregación o discriminación social.

La educación pública garantiza la cohesión futura de la sociedad al estar contribuyendo a la compensación de las desigualdades. Por el contrario, los centros privados fomentan el elitismo, el clasismo y contribuyen muy directamente a la fractura social.

“Los centros públicos son nuestros”

Los centros públicos están abiertos a la sociedad y permiten la plena participación real en su gestión de todos los sectores de la comunidad educativa: profesorado, alumnado y familias, sintiéndonos cómplices en la mejora de la calidad del servicio educativo en un ambiente de trabajo plural y libre.

La escuela pública ofrece una enseñanza gratuita, contando con recursos para atender a todo el alumnado, ofrece profesorado especializado y de apoyo para las dificultades de aprendizaje, equipos psicopedagógicos y departamentos de orientación.
Para el sindicato CGT cuando la enseñanza privada concertada dice “centros sostenidos con fondos públicos” es un eufemismo que esconde el negocio que hacen los centros privados con las subvenciones.

“Los conciertos son dinero público que debería ser para la Escuela Pública y no para enriquecer bolsillos privados, ni mucho menos para subvencionar centros que discriminan al alumnado por razón de sexo” han expuesto desde CGT.

No hay comentarios