Con la publicación hoy de la Orden que la regula, la Gerencia de Servicios Sociales comienza a entregar las tarjetas acreditativas a las personas con discapacidad.

El consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades, César Antón, se ha reunido hoy en Palencia con los representantes del Comité Castellano y Leonés de Representantes de Personas con Discapacidad, CERMI, para darles a conocer el anteproyecto de Ley de Igualdad de Oportunidades para personas con discapacidad, cuya elaboración es uno de los compromisos del Gobierno autonómico.

La Ley consta de de 103 artículos, agrupados en seis títulos, además de dos disposiciones adicionales, una derogatoria y dos finales. Así, el Título Preliminar recoge las disposiciones generales que orientan todo el texto normativo: su ámbito de aplicación, objeto y finalidad de la Ley, los principios que han de regir su aplicación, etc, mientras que el resto del articulado se centra en el desarrollo y garantías de la misma.

La Ley está dirigida a garantizar la igualdad de oportunidades y la efectividad de los derechos y deberes  de las personas con discapacidad en Castilla y León, aunque los destinatarios no son sólo las personas con discapacidad sino también aquellas en riesgo de padecerla y sus familias. Además amplia el ámbito de actuación, dentro del territorio de la Comunidad de Castilla y León, a todas las actuaciones y servicios que lleven a cabo tanto las Administraciones Públicas como entidades privadas; en resumen, la Ley tiene un carácter universal.

Entre los derechos que contempla está el del respeto de la integridad física, moral y mental de las personas con discapacidad, el de la autonomía individual y libertad de tomar las propias decisiones, la igualdad de oportunidades, libertad y seguridad, derecho a la participación e inclusión plena y efectiva en la sociedad, al reconocimiento de su personalidad jurídica y capacidad de obrar, y derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen. Con ello se quiere garantizar la efectividad de los derechos, en base a lo que se recoge en la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad, que obliga a todos los Estados Parte a asegurar y promover el pleno ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales, sin discriminación alguna por motivos de discapacidad, garantizando protección legal igual y efectiva contra la discriminación por cualquier motivo.

Entre los principios que inspiran la Ley destacan la igualdad de oportunidades, la promoción de la autonomía personal, la inclusión y normalización, la accesibilidad universal, el dialogo civil, la transversalidad de las políticas y la responsabilidad pública, y entre las medidas dirigidas garantizar la igualdad de oportunidades se contemplan las de acción positiva, medidas contra la discriminación, defensa y protección jurídica, sensibilización e información y prevención y promoción de la autonomía personal.  Además, se hace especial hincapié en la protección a mujeres, así como a personas con discapacidad que residen en el medio rural o las que están en situación de exclusión social.

Estas medidas de acción positiva se establecen para los diferentes ámbitos que afectan a las personas con discapacidad, como el de la salud, educación y formación, empleo e inserción laboral, servicios sociales, etc.

Comienza la entrega de tarjetas a las personas con discapacidad

Con la publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León de la Orden que lo regula, hoy han comenzado a entregarse las tarjetas acreditativas a las personas con discapacidad, que supondrán un salto cualitativo en la calidad de vida para todas ellas. La Tarjeta permitirá a casi 158.000 castellanos y leoneses acreditarse sin necesidad de tener que mostrar el certificado de discapacidad, cuyo uso habitual no resultaba práctico, y así poder hacer efectivas ventajas y beneficios como matrículas gratuitas, entradas libres a museos, bonos de transporte públicos, cupos de reserva en plazas educativas o puestos de trabajo públicos y privados, desgravaciones fiscales, etc, además de los descuentos que comienzan a ofrecer comercios y grandes superficies.

La tarjeta, tendrá también un plus de calidad, ya que se espera que a medio plazo, se pueda incorporar a ella el historial de la persona con discapacidad. Para ello, la Gerencia de Servicios Sociales está informatizando toda la documentación que poseen los centros base, uno por cada provincia, que son los encargados de reconocer la discapacidad de las personas. Esta informatización permitirá al usuario el acceso a sus datos, pero también permitirá a los trabajadores de los Servicios Sociales disponer de ellos, con lo que supone de agilización de trámites.

Este documento venía siendo demandado por los responsables de las distintas asociaciones de personas con discapacidad, y así se lo habían hecho saber al consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cesar Antón.

 

La discapacidad en cifras en Castilla y León

En Castilla y León hay en la actualidad 157.736 personas que tienen reconocido algún grado de discapacidad, lo que supone el 6,12% del total de la población empadronada en la Comunidad.

De ellos, la mayoría son personas con discapacidad física, 93.433, el 58,5%, seguidos del las personas con discapacidad psíquica, 41.481, el 26,2% de la población, y ya más atrás con las personas con discapacidad visual, 14.497 y las que tienen discapacidad auditiva, 9.433.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.