El coordinador federal de IU respalda las exigencias de “precios justos en origen, respaldo financiero al sector, una política de energías renovables y el apoyo a un nuevo modelo de cooperativismo”.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, expresa el “completo respaldo y apoyo” de esta formación a las movilizaciones convocadas por las organizaciones agrarias españolas que se desarrollarán durante los dos próximos días. De hecho, Lara encabezará una amplia delegación de IU que participará en la manifestación convocada para el próximo sábado, 21 de noviembre.

“La falta de rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas es un rasgo importante de la profunda crisis económica que vivimos. Todos los sectores agrarios están en crisis y el motivo es la caída de los precios y la elevación de los costes de producción. El comportamiento oligopolista de la gran distribución comercial es un factor crucial que agrava la situación”, afirma.

En cuanto a esa responsabilidad de la gran distribución en la crisis de la agricultura, Cayo Lara opina que “la gran distribución alimentaria impone sus condiciones a los agricultores en precios, contratos y pagos. La Comisión Nacional de la Competencia, en lugar de ser un instrumento al servicio del sector agrario para defenderlo de los abusos de posición dominante de la gran distribución y de la agroindustria, se ha convertido en el principal mecanismo para desmembrar y desestructurar el sector agrario”.

Lara advierte también de que “la Política Agraria Comunitaria ha dejado de cumplir sus objetivos y su aplicación está contribuyendo al desmantelamiento del sector”.

“En IU consideramos -afirma el coordinador federal- que el impulso de la agricultura y de la ganadería debe ser un factor esencial del nuevo modelo productivo, si es que se quiere salir de la crisis de acuerdo con el interés general. En ese contexto, la defensa de la soberanía alimentaria, de la explotación familiar agraria y de la economía social constituyen elementos imprescindibles”.

El coordinador federal de IU aporta datos significativos: “La renta agraria ha disminuido el 26% entre 2003 y 2008, los costes de producción han aumentando el 34% y se han perdido 124.000 empleos en el sector. En el último año, los precios en origen han bajado significativamente para la mayor parte de las frutas y verduras, lo mismo que pasa con los productos de la ganadería.

Cayo Lara explica que “Izquierda Unida hace suyas las reivindicaciones de agricultores y ganaderos, especialmente las que se refieren a logros de precios justos para sus productos, el adecuado apoyo financiero al sector, una Política Agraria Común europea adecuada a las necesidades del sector, la definición de la política de energías renovables y de apoyo a las consecuencias del cambio climático, así como un plan de apoyo a un nuevo modelo de cooperativismo”.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.