La vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, ha presentado el Operativo de Lucha contra Incendios Forestales para el periodo de máximo riesgo formado por 10 centros de mando, 4.693 profesionales, 218 cuadrillas, 188 puestos de vigilancia, 206 autobombas, 22 retenes de maquinaria y 34 aeronaves.

Castilla y León cuenta con un Operativo contra Incendios Forestales que funciona con carácter permanente durante todo el año y el número de efectivos se activa en función del riesgo de incendio que se evalúa semanalmente.

Desde el punto de vista estadístico, en lo que va de año se han registrado 500 incendios menos que en la media de los últimos 10 años y se han visto afectadas 850 hectáreas arboladas quemadas menos que en la media de los últimos 10 años.

La eficacia del Operativo contra Incendios de la Junta de Castilla y León en la que va de año se ha reflejado también en el gran incremento porcentual del número de conatos gracias al buen funcionamiento de los recursos desplegados.

Desde el punto de vista del análisis de causas de los incendios forestales durante el periodo 2000-2009, más del 90% de los incendios son causados por el hombre, bien intencionadamente o provocados por negligencias o accidentes. De los incendios causados por el hombre más del 70% tienen como origen causas agroganaderas

El Operativo contra Incendios Forestales contempla también una serie de medidas preventivas, que suponen la prohibición de una serie de actividades durante todo el año como la quema de vegetales con cualquier finalidad sin autorización, hacer hogueras y fogatas y la quema de basureros, vertederos o acumulación de residuos de cualquier tipo.

Respecto a la época de peligro alto (del 1 de julio al 30 de septiembre), se prohiben también la utilización de maquinaria cuyo funcionamiento genere deflagración, chispas o descargas eléctricas, así como el uso de barbacoas y asadores en los lugares habilitados por las administraciones públicas, salvo autorización expresa del Servicio Territorial del Medio Ambiente.

Respecto al uso social del monte, se prevé la acampada sólo en lugares habilitados al efecto y las fiestas tradicionales en las que se emplee el fuego requerirán autorización del delegado territorial de la Junta de Castilla y León.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.