Estimado amigo o compañero.

Hace unos días, encontrándome en clase, llego a mis manos un estudio reciente sobre la desafección política a la que sentimos los jóvenes, y me pare a pensar que es lo que nos podría llevar a esto.

David del Dedo Martin
David del Dedo Martin

Es cierto que en la sociedad actual en la que vivimos la política por una parte no está bien vista, culpa de ello lo tienen mayoritariamente los políticos profesionalizados, aquellos que necesitan vivir y seguir viviendo de ello, y que para quedarse en el poder, primero no cumplen lo que prometen y segundo no cuentan en absoluto con los jóvenes de este país, solo cuando les interesan nuestros votos. Es cierto, también por otro lado, que la política en nuestra nación, solo sirve para poder tirarse los trastos a la cabeza los unos a los otros, no para contribuir mediante el uso del dialogo y de la contraposición de ideas a mejorar la vida de los ciudadanos, sino para poder ganar votos que, como ya he dicho, mantengan sus chiringuitos, sus propios cortijos y sus cuotas de poder.

Pero, amigo, es hora de que los jóvenes demos un paso adelante, un paso de autoafirmación, un paso de confianza, que gritemos y vociferemos que los jóvenes nos interesa la política, nos interesa el futuro de nuestro colectivo y de la sociedad en general, que no somos marionetas ni veletas que nos pueden mover a su antojo, que somos firmes en nuestras convicciones, que queremos lo que queremos, y queremos lo que nos prometen. Es hora, compañero, de que te involucres en política, te informes, te conviertas en un sujeto activo de transformación de nuestro sistema democrático. Es hora de que cojas de la solapa a los unos y a los otros, que les exijamos que los jóvenes tenemos inquietudes, que tenemos planes y que esos planes los queremos ahora, y que si ellos no nos pueden representar en las instituciones democráticas que nuestra constitución nos han dado, no nos tomen el pelo pidiendo nuestro voto, nuestra elección, nuestra confianza en sucesivos comicios. Es hora de que nosotros como colectivo defendamos lo que nos merecemos, un futuro, un futuro con pleno empleo, un futuro con un medio ambiente del que podamos disfrutar, un futuro con seguridad social, con sanidad, con una educación de calidad.

Querido amigo, nuestra pasividad de hoy, es lo que lleva a los atados al poder a atarse cada vez más y más, a tomarnos el pelo en definitiva, a incumplir lo que tantas veces prometen. Querido amigo, es el momento, de que te involucres, como algunos hemos hecho, en la política, a que defiendas en las instituciones lo que defiendes en la calle, a que luches por lo que crees, a que no dejes que otros lo intenten hacer por ti, otros que no te saben entender, bien por edad, bien por diversas razones. Ha llegado el momento de que te levantes, de que confíes en las instituciones, de que vean que los jóvenes de este país tenemos voto sí, pero también tenemos palabra, conciencia, razón, y memoria, de que no crean que somos sujetos aniquilados, sino sujetos que defenderemos lo que es nuestro: Por todo ello yo llevo 4 años en afiliado y dedicado a la política, defendiendo lo que nos interesa a los jóvenes en todo momento y lugar. Creo que ha llegado el momento de la juventud ¿tú no lo crees?

Fdo. David del Dedo Martin

Jefe de Prensa UPyD Castilla y León

Afiliado UPyD Arévalo

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.