El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, afirmó que sería de una “gravedad extraordinaria” que la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut pueda modificar una norma ratificada en referéndum. Carod-Rovira resaltó que si el dictamen del TC es negativo, Cataluña deberá plantearse si quiere seguir en España.   “Si hay una modificación de lo que dijo la soberanía popular, yo creo que sería un hecho de una gravedad extraordinaria porque nadie en democracia está capacitado ni tiene legitimidad para modificar una decisión que es el resultado de la soberanía popular”, dijo el vicepresidente catalán en declaraciones a la prensa tras reunirse con el presidente del Parlamento de Flandes, Jan Peumans.

   De confirmarse una sentencia negativa del TC, prosiguió Carod-Rovira, “los catalanes tendrán que empezarse a preguntar en qué interesa España a Cataluña, qué gana Cataluña en estas condiciones, cuál es el valor añadido económico, cultural, lingüístico político que representa España para los catalanes y las catalanas”. “Yo creo que esta reflexión individual cada vez se acerca más”, subrayó.

   El vicepresidente de la Generalitat resaltó que para la sociedad catalana el Estatut es constitucional. “Si no cabe, es Cataluña la que no cabe en el marco constitucional. Y el problema fundamental lo tiene España, no Cataluña. Son las instituciones españolas las que tienen que decidir qué quieren hacer con Cataluña, qué futuro prevén para Catalunya. Si tal como somos y votamos democráticamente no cabemos, sólo nos dejan abierta una puerta”, afirmó.

El PP pide responsabilidad “a todos” y que se acaben las “presiones” sobre el Constitucional

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió responsabilidad “a todos” sobre la inminente sentencia que emitirá el Tribunal Constitucional sobre el Estatut y que se acaben las “presiones de toda índole” sobre el Alto Tribunal.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, Sáenz de Santamaría subrayó que hay que “a todos” corresponde “respetar” las decisiones de las instituciones judiciales y “acatar” las resoluciones que éstas emitan decisiones de las órganos judiciales.

De ahí que la dirigente ‘popular’ insista en la necesidad de evitar que se presione al Tribunal Constitucional sobre la futura sentencia de la reforma catalana.

Después de poner en cuestión que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijera hoy que tras la sentencia del Estatut, las cosas discurrirán “razonablemente”, Sáenz de Santamaría defendió que todo lo que sale de los tribunales es “razonable” y, además, debe “acatarse”.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.