El próximo domingo 6 de junio, solemnidad del Corpus Christi, Cáritas Diocesana de Zamora celebra el Día de Caridad, con una colecta especial en las parroquias y un llamamiento a la gratuidad con el lema “Si no te convence esta sociedad mercantil, ofrece sin pedir nada a cambio”. Además, ofrece las cuentas del año 2009, con más de 7 millones de euros invertidos en Zamora para combatir la pobreza y la exclusión.

Día de Caridad (Cáritas)
Día de Caridad (Cáritas)

Con un guiño al lenguaje bursátil en un momento dominado por el gran impacto social de la crisis en las personas más vulnerables, Cáritas celebra el Día de Caridad, que tiene lugar en todas las diócesis españolas el 6 de junio, fiesta del Corpus Christi, con una campaña de sensibilización que lleva como lema “Si no te convence esta sociedad mercantil, ofrece sin pedir nada a cambio”.

Se trata, junto con Navidad, del segundo momento de impacto de la campaña institucional anual 2009-10 de Cáritas Diocesana de Zamora, en el se pone el acento en la importancia de la gratuidad como un valor indispensable para construir una sociedad más justa, equitativa y solidaria.

Como puede leerse en la hoja informativa de Cáritas de Zamora, de la que se han distribuido 10.000 ejemplares en toda la Diócesis, “en una sociedad muy marcada por las relaciones individuales y egoístas, temerosas del otro y del diferente, te hacemos y nos hacemos una invitación muy especial y personal: déjate mover por la gratuidad”.

Y explican en la misma hoja informativa: “son miles las personas que en Cáritas tienen en su haber la experiencia de la gratuidad, del dar y recibir de forma desinteresada, porque están convencidas de que trabajar por la justicia, desgastarse y compartir la vida con las personas más pobres y vulnerables, sólo se puede hacer por la preocupación por el bien del otro, ese interés del corazón que se mueve y conmueve hacia el otro por amor”.

La motivación es clara en esta institución eclesial: “el día del Corpus, día de la Caridad, celebramos que Jesús, por amor y gratuitamente, dio su vida por la humanidad, precisamente para demostrarnos que otro mundo es posible”.

Los números hablan

Cáritas Diocesana de Zamora aprovecha la campaña de sensibilización del día del Corpus Christi para dar a conocer sus cifras del año 2009, entre las que destaca el total de recursos invertidos: 7.068.467,28 €. En cuanto a la procedencia de estos recursos, el 63,18% se debe a la financiación propia, y el 36,82% a las subvenciones. El desglose según el colectivo o programa beneficiario es el siguiente:

Acogida – 375.396,22 €

Personas sin hogar – 249.318,74 €

Mayores – 4.666.779,35 €

Infancia – 137.258,55 €

Jóvenes – 13.528,55 €

Empleo – 78.270,31 €

Inmigrantes – 59.273,17 €

Drogodependencias – 1.093.422,08 €

Reclusos y ex-reclusos – 18.624,92 €

Formación y voluntariado – 23.656,14 €

Publicaciones y sensibilización – 11.884,23 €

Cáritas Parroquiales e Interparroquiales – 143.788,79 €

Cooperación Internacional – 6.000,00 €

Servicios generales (mantenimiento, tributos, seguros, administración, etc.) – 191.265,87 €

Cáritas también detalla las respuestas realizadas en el año 2009 en la Diócesis. El Programa de Drogodependientes ha atendido a 563 personas, el de Empleo a 217, el de Inmigrantes a 281, el de Personas sin hogar a 1.395, el de Mayores a 509, el de Infancia a 113 y el de Reclusos a 216. El programa con mayor asistencia ha sido el de Acogida, con 4.231 casos.

Ante la crisis

Ante la crisis que está aumentando las cifras de la exclusión, los responsables de Cáritas Diocesana invitan a una nueva mirada y a un cambio de actitud: “vivimos un tiempo propicio para recrear nuestro estilo de vida y recolocar nuestra escala de valores. Ante la realidad que nos habla de crisis, dolor, sufrimiento, estamos llamados a ser testigos de esperanza y hacer que nuestro mundo sea hogar y tierra de todos”.

Ante el Día de Caridad, Cáritas recuerda también el diagnóstico sobre la situación actual recogido en el VI Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo social en España 2008, en el que se señala lo siguiente: “No podemos subestimar la crisis ni reducirla a una cuestión financiera. Detrás asoma el fracaso de esta sociedad de bienestar y de un modelo de desarrollo que no ha logrado reducir las desigualdades ni disminuir la pobreza en los últimos quince años a pesar de ser años de gran desarrollo económico. Por eso es necesario y urgente tomar conciencia de la necesidad de un cambio profundo personal y comunitario, hacer una revisión de valores, motivaciones y estilos en todos los ámbitos de la vida”.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.