El ministro de Fomento, José Blanco, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, han presidido hoy el acto de puesta en servicio del tramo Santa Marta de Magasca-Cáceres de la Autovía A-58 Trujillo-Cáceres. Con la puesta en marcha de este tramo de 11 kilómetros se completa toda la autovía entre ambas ciudades.

Se cumple así el compromiso adquirido por el ministro de Fomento con el presidente de la Junta de abrir toda la autovía antes de final de año.

La nueva Autovía Trujillo-Cáceres (A-58), de 47 kilómetros, conecta la Autovía del Suroeste (A-5) con Cáceres, siguiendo el corredor de la actual carretera nacional N-521. El Ministerio de Fomento ha invertido más de 136 millones en la construcción de todo el trazado.

Tramo Santa Marta de Magasca-Cáceres

El tramo que se ha puesto en servicio hoy tiene 11 kilómetros de longitud y discurre íntegramente por el término municipal de Cáceres. El Gobierno de España ha destinado más de 30 millones de euros para la construcción de este trazado.

El tramo comienza en el enlace de Santa Marta, ejecutado dentro del tramo precedente de la autovía, que se puso en servicio el 15 de diciembre de 2008. Desde este primer enlace, la traza mantiene una orientación este-oeste y discurre completamente paralela a la actual N-521 hasta llegar a Cáceres.

En el inicio del tramo se cruza el río Guadiloba, que alimenta el embalse de abastecimiento a la población, mediante dos puentes paralelos de 62 metros. Igualmente se procede con el arroyo de Guadarroyo pero, debido al esviaje del cruce, la longitud de las estructuras alcanza en este caso los 104 metros.

Cerca de la mitad del recorrido se ubica un enlace de tipo glorieta superior que da acceso a la cercana población de Sierra de Fuentes y a la propia carretera N-521 que funcionalmente sirve como vía de servicio de la autovía. El enlace dispone de dos estructuras de planta curva de 25 metros.

Para resolver la conexión con el futuro Nuevo Hospital de Cáceres, el cual se encuentra en estado de avanzada construcción, se ha proyectado una glorieta. Ésta constituye el punto de finalización de la autovía y el inicio de la penetración a Cáceres a través de la carretera N-521, cuya calzada se duplica.

Como medidas de Seguridad Vial específicas en este tramo, se encuentran el alumbrado desde la glorieta del hospital hasta el final del tramo para hacer perceptible la finalización de la autovía y el inicio de la nueva zona de poblado y la disposición de pantallas de tierra con plantaciones para evitar posibles deslumbramientos por la vía de servicio.

Paralelo a la autovía se ha proyectado un carril bici que dará continuidad al ya existente en Sierra de Fuentes hasta Cáceres y el campus universitario.

Además de las dos estructuras con planta en curva proyectadas para el enlace de Sierra de Fuentes, se han dispuesto cuatro pasos superiores para restituir distintos cruces de caminos. Entre ellos destaca el que da acceso a la presa de Guadiloba y a su complejo de ocio. En este capítulo se incluyen también los dos puentes mencionados para el cruce del río Guadiloba y otros dos para el cruce del arroyo de Guadarroyo.

Cerca del final del tramo se ha previsto una pasarela que da continuidad al carril bici y a su vez aloja la tubería de impulsión para abastecimiento a Cáceres desde el embalse de Guadiloba.

Para la reposición de los dos cruces existentes con vías pecuarias, la Cañada Real del Puerto del Pico y el Cordel del Casar, se disponen pasos inferiores. Cerca también del final de tramo se ha previsto otro paso inferior para garantizar la permeabilidad del tramo duplicado de la carretera N-521.

Entre las medidas de adecuación ambiental destacan la compensación de los volúmenes de tierra, el aprovechamiento y gestión de la tierra vegetal, la ejecución de plantaciones, las prospecciones arqueológicas, la restauración de las áreas ocupadas por la obra, la construcción de pasos de fauna o las pantallas acústicas, etc.

Tras la puesta en servicio de la autovía está prevista la realización de diversas obras complementarias en la carretera N-521 para adecuar sus condiciones de drenaje. De hecho, se va a proceder a demoler la actual estructura de paso sobre el río Guadiloba y disponer una nueva con mayores dimensiones.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.