ICAL

Alrededor de cien personas secundaron hoy la concentración silenciosa convocada por el Ayuntamiento de Soria, por el asesinato del empresario vasco Ignacio Uria que fallecía hoy en Azpeitia (Guipúzcoa) a manos de la banda terrorista ETA. El subdelegado del Gobierno, Vicente Ripa, calificó de “barbarie” el asesinato y señaló que éste se perpetró de una forma “cobarde”. “La persona estaba desprotegida y estos valientes le pegan tres tiros por la espalda”, ironizó.

No hay comentarios