La Diputación adelantará inversiones para licitar más obra pública, al tiempo que va a priorizar a las empresas zamoranas para ayudar a las empresas zamoranas a paliar los efectos de la actual crisis económica, tal y como adelantó ayer el presidente de la institución provincial, Fernando Martínez Maillo, en el acto de inicio de la obra de la carretera que va de Villalazán a Peleagonzalo.

En el acto de inicio de obra de esta importante carretera que vertebra la unión de Zamora con Toro, siguiendo el curso del Duero, Fernando Martínez Maillo, adelantó que la institución provincial va a poner en marcha dos actuaciones que tendrán como finalidad principal el ayudar a las empresas zamoranas a afrontar la actual crisis económica y de este modo preservar el empleo y el desarrollo que generan en la provincia.

Estas dos actuaciones son el adelantar del conjunto previsto para la actual legislatura y en la medida de las posibilidades de la institución, cuanto gasto inversor sea posible, de manera que las empresas tengan una mayor cantidad de obra pública licitada. Y, en segundo lugar y dentro de la legalidad que establece la actual Ley de Contratos del Eatado, se va a dar en parte una solución demandada con fuerza por los propios  empresarios zamoranos que consiste en priorizar en las licitaciones a las empresas asentadas en la provincia y así contribuir a que puedan seguir desarrollando su actividad y mantener el empleo de la provincia. Esta priorización, adelantó el presidente de la Diputación, podrá ser posible a través de la fórmula de licitación de obra por invitación, una fórmula que contempla la nueva Ley de Contratos de Estado.

Carretera prioritaria

Por lo que se refiere a la carretera de Villalazán a Peleagonzalo, el presidente de la Diputación, que estuvo acompañado por alcaldes y concejales de las zona afectada, así como de los diputados de Planes provinciales y Carreteras, Manuel Vega y Antonio Iglesias, y de los diputados de la zona, José María Barrios y Federico Polo, señaló que se trata de una de las obras prioritarias de esta legislatura, debido a la importancia que tiene esta carretera al vertebrar una zona en pleno desarrollo.

En este sentido, abundó en que las localidades que atraviesa esta carretera que une Zamora y Toro siguiendo el curso del río Duero, son localidades con proyección de futuro, con aumento de población y con la instalación de empresas del sector turístico como son hoteles, como el de 5 estrellas con bodega que se está construyendo en Peleagonzalo, o centros de turismo rural.

Esta obra supone la segunda fase, (ya se actuó hace años en el tramo de Zamora a Villalazán), ascendiendo el coste de la mejora y acondicionamiento de los 6,1 kilómetros que van desde Villalazán hasta el cruce con el puente de la Granja Florencia, a 2,1 millones de €. En la obra, cuyo plazo de ejecución finaliza en marzo de 2009, se acometerán la renovación de las aceras, el saneamiento y la red de abastecimiento de la travesía de Villalazán, además de ampliar la calzada de 6 metros con arcenes de un metros, que es la anchura que presentan las carreteras de primer orden de la red viaria provincial. En una tercera fase se prolongará la obra hasta llegar a la localidad de Toro.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.