‘Así que pasen 5 años’ de Federico García Lorca será la obra elegida para el estreno de lás jóvenes promesas.

Grupo joven de Arte Dramatico de Castilla y LeonLos jóvenes actores forman parte de la agrupación teatral “Liber Skaena”, y representarán en el Teatro Principal, ante más de 500 escolares y público general, una de las obras lorquianas menos representadas.

“ Así que pasen cinco años”, uno de los clásicos de Federico García Lorca ,calificada por los expertos de “ irrepresentable” llega a Zamora de la mano de la agrupación teatral “ Liber Skaena”, agrupación formada por alumnos de la escuela de Arte Dramático de Castilla y León de último curso.

La obra será representada antes más de 500 alumnos de 1º y 2º de Bachiller de institutos de la ciudad, con el fin de que “puedan estudiar a Lorca desde otra perspectiva”, según palabras de Jesús Miguel Chavero Pérez, director de la obra.
El público general podrá también disfrutar de este clásico, el miércoles 14 de abril a las 20:30 h, en una función habilitada para todo el público.

Así que pasen cinco años es incluida por Lorca dentro de sus comedias irrepresentables, cómo él mismo las denominó, siendo consciente de su naturaleza anti-realista, en la que distinguimos dos niveles de recepción nítidos, uno realista y otro onírico, que se combinan de modo tan perfecto que el realista es onírico y el onírico realista. De este modo, sueño y realidad se combinan a través de una complicada y singular riqueza de signos planteados por el poeta en unos de los momentos más interesantes de su trayectoria literaria.

Federico García Lorca, habla ya en esta obra de hoy en día, de los problemas personales de cada uno de nosotros, habla del hombre. De este modo, “Así que pasen cinco años” se convierte en una respuesta al eterno CONÓCETE A TI MISMO filosófico, al que se responde mediante una frase que resuena a lo largo de toda la obra: ¡HAY QUE VIVIR!
El plazo de cinco años, se nos presenta al comienzo de la obra como la duración de un viaje, o la espera del amor que ha de verse felizmente realizado al término de aquel. Entonces el protagonista volverá a encontrarse con la mujer a la que cree amar, a penas una niña de quince años. Pero cuando la Novia regresa y el Joven va a buscarla, el amor no se lleva a cabo como él esperaba, sino que descubre que ella ama a otro hombre. Los cinco años, la espera ansiosa del amor, se convierten entonces en un plazo nefasto, fin de un viaje que supone el encuentro con la muerte.

Realidad y sueño; pasado, presente y futuro se unen en una obra que se completa con un elenco de extraños personajes que participan del juego alegórico en el que nos sumerge Lorca, y que versa sobre la vida humana, desde el nacimiento a la muerte, sin que quede claro qué personajes son reales y cuáles pertenecen al mundo de los sueños.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.