Alfonso García Vicente resultó reelegido este sábado al frente de Nuevas Generaciones del PP en Castilla y León, durante la celebración del VIII Congreso Regional de la organización político-juvenil, con el 91,03 por ciento de los votos emitidos, es decir, 391 sufragios de un total de 429.

Tras dedicar gran parte del tiempo de su discurso a los agradecimientos, García Vicente animó a los jóvenes, principalmente a los del Partido Popular, a que “den un paso al frente para encarar los problemas”. “Vivimos en un problema desgobernado. Es la peor crisis que puede recordar mi propio abuelo, que necesita de liderazgos, y sólo tenemos un presidente del Gobierno que echa cortinas de humo y no facilita la vida a los jóvenes. Queremos trabajar, que no nos cuenten milongas de que el tiempo arreglará el temporal. No tenemos tiempo que perder”, aseguró el reelegido presidente aclamado por los alrededor de 500 compromisarios y 200 invitados.

En sus críticas al Gobierno central, destacó que éste “no puede decir que no hará nada porque dentro de tres o cuatro años todo se recuperará, pero ¿cómo se recupera el tiempo perdido?”, reclamó García Vicente, para cuestionarse qué pasará con las personas “que quieran formar una familia ya, para casarse y tener hijos, con 33 ó 34 años”. “Lo más preciado del país es la juventud y no queremos que nos lo estropee Rodríguez Zapatero”, criticó.

También rechazó el propósito del Gobierno de que los jóvenes se emancipen de los padres para “estar tutelados por el propio Ejecutivo, porque en ese caso la juventud sería la excusa perfecta” en detrimento de otros. En este sentido, recordó que desde que el Gobierno aprobó las nuevas bonificaciones de la Seguridad Social “contratar a un joven es lo más caro de todo”. “Nuestra administración paga con la losa eterna y no podemos aceptar que el barco se hunda sin hacer nada y sacando a debate asuntos que no nos importa para nada. Parece que la intención del Ejecutivo es despistarnos”, precisó el también procurador en las Cortes, para ironizar que “sólo le ha faltado revisar la propia Biblia si continúa con esa política”.

En relación al transcurso del propio Congreso, reconoció que se ha hecho un gran trabajo, “con iniciativas concretas, revindicando por igual al Gobierno y a la Junta“. “Aunque compartamos el mismo carné político, no le hacemos la gracia a nadie”, sostuvo, para recordar que en Castilla y León hay “un buen punto de partida de lo que es política sin palabras vacías, con sentido común, algo que en España está castigado”. “Ser joven y castellano y leonés no es un ningún delito, a pesar de que Zapatero piense eso. No es delito porque la solidaridad no es caridad. Castilla y León no es problema, sino una solución”, subrayó.

En conclusión, avanzó que NNGG trabajará “para seguir siendo la mejor organización juvenil política de la Comunidad y España”. En la jornada, también intervino brevemente el secretario regional de Juventudes Socialistas (JJSS), Daniel Rodríguez, quien desde su posición contraria a la formación juvenil del PP, alabó la labor realizada estos últimos cuatro años por el reelegido Alfonso García Vicente.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.