El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, confirmó hoy en Zamora que agentes de la Policía Nacional se hicieron pasar por reporteros de televisión para lograr que el hombre que retuvo durante cinco horas a una empleada de la sede central de Cajacírculo, en Burgos, se entregase. “La Policía se ha aproximado a este hombre para que no se pusiese más nervioso de lo que estaba, simulando que eran periodistas y que le iban a hacer una entrevista”, explicó Alejo a los periodistas durante una visita a las obras de la línea ferroviaria de alta velocidad Madrid-Galicia entre Villafranca de Duero y Coreses.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.