Según Miguel Ángel Mateos, portavoz de Adeiza en el Ayuntamiento de Zamora, el siglo XX ha sido cuando más pérdidas se han producido en el legado histórico-artístico de nuestra ciudad, incluso más que en el siglo XIX, pese a las desamortizaciones y otros acontecimientos como la invasión francesa. Ello en gran medida se ha debido al desinterés del Ayuntamiento a lo largo de todo el siglo XX.

Algunos restos de estos monumentos perdidos se encuentran localizados en casas de particulares, en espacios públicos de la ciudad o en algunas de las naves de las que el Ayuntamiento dispone para almacén municipal, aunque también en sus inmediaciones al aire libre y sin ninguna clase de protección.

En repetidas ocasiones desde Adeiza se ha llamado la atención sobre la falta de vigilancia de los restos bajo responsabilidad municipal, pues son varias las ausencias que se notan, ya que los restos que se guardan a la intemperie son accesible para cualquier amigo de lo ajeno, como ya ha ocurrido, pues se notan ausencias.

Otros restos, como los escudos del parque del Castillo, se están deteriorando paulatinamente, sobre todo por haber sido ensuciados por varios grafitis y por la humedad.

Por iniciativa de Adeiza, la puerta del Pescado, cuya última localización fue el parque de San Martín y que actualmente se encuentra en uno de los almacenes del Ayuntamiento, será reinstalada en la glorieta situada junto al cementerio de San Atilano, recuperando así una notable pieza de nuestro patrimonio.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.