Categorías Benavente

Acuerdo unánime en las Cortes para dotar a Zamora de Unidad de Ictus

El Pleno de las Cortes ha aprobado hoy una Proposición No de Ley por la cual “instan a la Junta de Castilla y León a dotar de Unidades de Ictus a las provincias que actualmente carecen de ellas (Zamora es una de ellas) antes de que finalice la presente legislatura”.

La comunidad de Castilla y León dispone de 4 Unidades de Ictus, que son de referencia para el resto de los centros.

La atención al ictus ha sido una prioridad en nuestra Comunidad en los últimos años y es que se trata de un problema sociosanitario de primera magnitud. Las enfermedades cerebrovasculares suponen la tercera causa de mortalidad en España (la primera en la mujer) y en Castilla y León, la incidencia anual de ictus es de 150-200 casos por cada 100.000 habitantes y año.

Además de constituir una de las principales causas de mortalidad, el ictus es la primera causa de discapacidad en el adulto, la segunda causa de demencia y la segunda causa de epilepsia. Tomando una incidencia de 150-200 casos por 100.000 habitantes y año, podemos esperar unos 5.000 casos nuevos de ictus al año en Castilla y León.

Ya en el año 2003 en la Gerencia Regional de Salud se creó un Grupo de Trabajo integrado por expertos de todas las especialidades implicadas en el diagnóstico, asistencia y seguimiento al ictus, con el objetivo de organizar su asistencia en la comunidad en todas sus fases (pre, intra y posthospitalaria).

En la Estrategia Regional de Salud Cardiovascular (2005-2007), entre las medidas de mejora de los recursos destinados a atender la enfermedad cardiovascular, se realizó un pilotaje de Unidades y Equipos funcionales de ictus para así valorar su posible implantación en la red de la Gerencia Regional de Salud, llevándose a cabo entonces la creación de Unidades de Ictus en los Complejos Asistenciales de León (2005) y de Burgos (2006) constituyéndose simultáneamente el Equipo de Ictus en el Complejo Asistencial de Segovia (2006).

En el III Plan de Salud (2008 a 2012), el ictus se incluyó como un área prioritaria de atención, teniendo como objetivos generales la reducción de su incidencia y la disminución de la mortalidad y discapacidad por ictus, dando así continuidad a las actuaciones establecidas en la Estrategia Regional de Salud Cardiovascular y en simultaneidad con la Estrategia en Ictus del Sistema Nacional de Salud (2008). Las medidas del III Plan de Salud dirigidas a disminuir la mortalidad y discapacidad se focalizaron en mejorar la asistencia al ictus agudo, prestándose de forma rápida y con los recursos adecuados. Entre las medidas propuestas se contempló implementar el Código Ictus Extrahospitalario en la Comunidad e incrementar el número de Áreas de Salud con Unidades o Equipos de ictus. El resultado fue la implantación del “Código Ictus” en la comunidad en el año 2009, como procedimiento dirigido a mejorar la organización y coordinación extrahospitalaria en la asistencia al ictus, para así prestar una asistencia sanitaria más eficaz a los pacientes que cumplieran los criterios de activación establecidos, y por tanto potenciales candidatos a tratamiento con trombólisis intravenosa. Posteriormente, la “Guía Clínica de Actuación en Ictus en las Unidades Medicalizadas de Emergencias (UMEs)” elaborada en el año 2012, amplió los criterios de inclusión para la activación del Código Ictus, con incremento de la ventana horaria para la realización de la trombólisis endovenosa a las 4 horas y media e incorporación de síntomas clínicos de ictus de todos los territorios vasculares (carotídeo y basilar), ictus lacunares e ictus hemorrágicos. En ese periodo se crearon dos Unidades de Ictus en la Comunidad en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid (2008) y en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (2011) y un Equipo de Ictus en el Complejo Asistencial de Soria (2010).

El IV Plan de Salud, recientemente elaborado, y que se está desarrollando entre el 2016 y el 2020, sigue impulsando el avance en la atención a la enfermedad cerebrovascular incluyéndola como una de las líneas de trabajo priorizadas en el área dedicada a disminuir la carga de enfermedad.

Entre las medidas propuestas para mejorar la atención al ictus se encuentra revisar la implantación del “Código Ictus” (buscando mejorar la tasa de activaciones y el número de pacientes que reciben fibrinólisis en tiempo adecuado), actualizar el “Proceso Asistencial al Ictus Agudo” y mejorar el acceso al tratamiento intervencionista neurovascular. A tal efecto, se constituyó un Grupo de Trabajo de Ictus, integrado por los especialistas y profesionales que intervienen en la toda cadena asistencial al ictus, con el fin de poner en marcha un Plan de Actuación para la Reperfusión del Ictus en Castilla y León, persiguiendo dos objetivos fundamentales: elaborar un “Proceso Asistencial” en el que se incluya a todos los profesionales sanitarios implicados, y un “Protocolo Asistencial” único para toda la comunidad, que pueda posteriormente adaptarse a las características estructurales y asistenciales de cada centro. 

Actualmente disponemos en la Comunidad de 4 Unidades de Ictus, ubicadas en los Complejos Asistenciales de León, Burgos, Salamanca y el hospital Clínico de Valladolid y de 2 Equipos de Ictus, ubicados en los complejos asistenciales de Segovia y Soria. El resto de los hospitales de la comunidad derivan a los pacientes con Código Ictus a los respectivos hospitales de referencia con Unidad de Ictus para trombólisis. El Hospital de Medina del Campo y el Complejo Asistencial de Palencia reciben también asistencia neurológica experta del Hospital Clínico Universitario de Valladolid a través del sistema de Teleictus. 

Tanto en los Equipos como en las Unidades de Ictus los pacientes reciben una asistencia neurológica especializada urgente en régimen de 24 horas al días, los 7 días de la semana y los 365 días del año (régimen 24/7/365) al disponer en ambos casos de neurólogo de guardia, de presencia física en las Unidades y localizado en los Equipos. Los Equipos de Ictus son un planteamiento organizativo a través de un Equipo Multidisciplinar de especialistas (médicos de urgencias, intensivistas, radiólogos,…) que colaboran en el diagnóstico y tratamiento protocolizado del ictus, estando coordinados por un neurólogo, pero sin una ubicación física determinada, mientras que las Unidades de Ictus tienen una ubicación física y personal específicos. Tanto en el caso de las Unidades como en los Equipos, es imprescindible la presencia de personal entrenado en el Servicio de Urgencias, y prestaciones en régimen 24/7/365 como son la valoración neurológica urgente (guardia de neurología), la realización urgente y priorizada de pruebas de laboratorio y la Tomografía Axial Computerizada (TAC) y la trombólisis intravenosa. Se ha de disponer de Protocolos de Actuación Escritos y Circuitos de Derivación establecidos a Hospitales de referencia para tratamiento neuroquirúrgico o neurovascular avanzado. Por otro lado, las Unidades de Ictus, aparte de la infraestructura física de la propia Unidad, tienen un mayor requerimiento de recursos hospitalarios considerados como imprescindibles para su creación, en personal especializado (neurorradiólogos, neurocirujano accesible en un tiempo máximo de 60 minutos, intensivista, rehabilitador), en prestaciones diagnósticas en régimen 24/7/365 (ecografía doppler transcraneal, ecografía doppler de troncos supraaórticos, TAC de perfusión, angio-TAC cerebral y ecocardiografía), y en prestaciones terapéuticas en régimen 24/7/365 aparte de la trombólisis endovenosa (drenaje ventricular cerebral y cirugía descompresiva de la hipertensión intracraneal). Al mismo tiempo, hay centros asistenciales con Unidad de Ictus que se clasifican como Hospitales de Referencia o Centros Terciarios de Ictus, teniendo mayores exigencias en Cartera de Servicios para su constitución, debiendo ofrecer todas las técnicas neuroquirúrgicas y neurointervencionistas para el tratamiento tanto del ictus isquémico como del ictus hemorrágico.

Por lo tanto, la creación de un Equipo o una Unidad de Ictus, o el reconocimiento de un centro con Unidad de Ictus como Centro Terciario o de Referencia en Ictus, depende del catálogo de prestaciones de cada centro asistencial, difiriendo según su respectivo grupo o nivel asistencial.

El Plan de Actuación que se está elaborando actualmente en nuestra Comunidad para la Reperfusión del Ictus tiene como objetivo buscar modelos eficientes de asistencia al ictus en fase aguda, procurando la atención neurológica experta, la trombólisis en las ventanas horarias requeridas, así como la incorporación de las últimas terapias vasculares, que permiten mayores ventanas horarias de tratamiento y mejores resultados, en una comunidad geográficamente muy dispersa, con una población envejecida y por tanto con mayor morbilidad asociada, y centros hospitalarios de todos los niveles asistenciales, ha asegurado hoy el portavoz de Sanidad del Partido Popular.

Unidades de Ictus

Las Unidades de Ictus se configuran como unidades de cuidados semicríticos dependientes del Servicio o Sección de Neurología para la asistencia de los pacientes con ictus agudo, con camas de hospitalización propias y personal médico y de enfermería formados para su atención.

La atención neurológica urgente y la indicación de la trombólisis en los hospitales que no cuentan con unidad de ictus se presta a través de los equipos de ictus o el teleictus.

Con el equipo de ictus se dispone de un neurólogo de guardia localizada que atiende los casos de ictus, realiza la indicación del tratamiento correspondiente y los pacientes son ingresados en la UVI si precisan tratamiento trombolítico, donde el personal médico y de enfermería está especialmente formado y capacitado para la atención de estos pacientes.

El teleictus es una prestación que se ha desarrollado en nuestra comunidad dadas sus características de extensión geográfica y dispersión poblacional. Mediante esta tecnología de telemedicina, los neurólogos de las Unidades de Ictus pueden contactar telemáticamente con los médicos responsables de los pacientes de otros hospitales, ver las pruebas radiológicas (TAC) a través del anillo radiológico del Sacyl, hacer la exploración neurológica, e iniciar el tratamiento de reperfusión si está indicado, mientras se traslada al paciente al hospital con Unidad de Ictus para su ingreso.

Todos los centros de la comunidad tienen como referencia un centro con Unidad de Ictus para la derivación de los pacientes que precisan ingreso en estas unidades. La derivación de estos pacientes se realiza mediante transporte interhospitalario (UVI móvil).

Los centros con unidades de ictus son de referencia para otros centros de la comunidad tanto para la indicación de tratamiento trombolítico como para el ingreso de los pacientes en la unidad o el tratamiento neuroquirúrgico descompresivo si lo precisan, siendo además referencia para el tratamiento endovascular los hospitales de Burgos, León y el Clínico de Valladolid.

El Hospital Clínico de Valladolid por su capacidad para ofrecer todas las posibilidades de imagen diagnóstica y neurointervencionistas (tratamiento endovascular), en régimen de 24 horas todos los días del año, es el principal centro de referencia en la comunidad. 

El ictus es un proceso neurológico agudo con importante morbi-mortalidad. El sistema sanitario da atención al paciente desde el inicio de los síntomas hasta la rehabilitación neurológica del enfermo, para facilitar su incorporación a su vida social y laboral.

El pilar organizativo es la asistencia neurológica urgente al ictus para la evaluación del paciente e indicación del tratamiento de reperfusión ya sea con trombólisis o mediante tratamiento endovascular, (extracción del trombo en las Unidades de Neurorradiología Intervencionista situadas en los hospitales de referencia), siendo el objetivo la restauración precoz del flujo sanguíneo cerebral.

Para ello la Junta se está dotando de un sistema en red de Centros Útiles de Ictus y sistemas de telepresencia que garanticen la mejor asistencia clínica al enfermo en cada momento de su patología. El sistema está diseñado como una red que aprovecha todos los recursos materiales y a los profesionales de nuestra Comunidad, en cuanto a neurología, neurorradiología, neurocirugía, cuidados intensivos, emergencias sanitarias y rehabilitación.

Por último, el sistema se dota de una organización regional de rehabilitación neurológica como último escalón que facilita la recuperación funcional del enfermo.

En este contexto, las alianzas y el trabajo en red y cooperativo entre los hospitales de nuestra Comunidad y de nuestros profesionales son imprescindibles para garantizar una asistencia óptima en calidad, rápida en su respuesta y coste-efectiva.

Toda esta programación se está desarrollando con el consenso y la colaboración de los profesionales implicados en esta patología, así como con la Sociedad de Neurología de Castilla y León.

La previsión de la Junta es que en 2019 Avila, Zamora, Palencia y Soria dispongan una Unidad de Ictus

Niveles de atencion al ictus en castilla y León

Acuerdo unánime en las Cortes para dotar a todas las provincias de Unidad de Ictus

El acuerdo aprobado hoy en las Cortes de Castilla y León con el voto favorables de todos los grupos políticos con representación parlamentaria: PP (42), PSOE (25), Podemos (10), Ciudadanos (5) y Mixto (2). Este acuerdo en forma de Proposición No de Ley traslada a la Junta de Castilla y León la petición de que las provincias que no disponen de Unidad de Ictus, actualmente Zamora, Soria, Avila y Palencia, dispongan de la misma antes de que finalice la presente legislatura, esto es mayo de 2019.

REDACCIÓN

Compartir
Publicado por
REDACCIÓN

Noticias recientes

El PP pide información y consenso para alcanzar acuerdos.

En 2019 el coste del personal supondrá un aumento de 200.000 €. De los cuales 803 € corresponden a la…

2 días hace

Confirman que el cuerpo hallado en los alrededores de El Campillo es el de Laura Luelmo

Las instituciones zamoranas convocan a la ciudadanía a una concentración en repulsa por la muerte de Laura Luelmo El cadáver…

2 días hace

El PP critica la falta de transparencia de PSOE-IU en el Ayuntamiento

A 16 días para que finalice el año, no se ha publicado ni una factura pagada por el Ayuntamiento en…

2 días hace

El Plan Director de Promoción Industrial contempla el Programa de Fomento para Benavente 2019-2021

"El Plan de Fomento para Benavente de la Junta aportará más de 6 millones de euros, duplicando la cuantía solicitada…

7 días hace

Focos de insalubridad multiplican quejas vecinales.

El PP pide al Equipo de Gobierno que adopte las medidas necesarias para evitar la proliferación de focos de insalubridad…

2 semanas hace

Falta de control en la gestión del dinero público.

El PP de Benavente denunciaba recientemente la "pantomima" deL gobierno municipal de PSOE/IU en el Ayuntamiento de Benavente y ponía…

2 semanas hace