Si hubiera que escoger algunos acontecimientos cruciales a lo largo de la historia de Benavente, seguramente estos que relatamos a continuación estarían entre los principales, si bien es difícil señalar unos y no otros dentro de la fecunda historia de una población como Benavente que se ha caracterizado como encrucijada de caminos, parada de monarcas y príncipes, solar de condes y duques, pero también escenario de batallas y acontecimientos relevantes para la historia de León y castilla y por ende de España.

Entre ellos permítanme que reseñe algunos:

Batalla de Polvoraria

La envidiable posición estratégica, atrajo, ya desde tiempos remotos, a diferentes pueblos que se asentaron en la zona. La historia se eclipsa durante la dominación árabe, hasta que la tradición y los cronicones nos relatan una mítica batalla que tuvo lugar en el siglo IX en nuestra comarca. La niebla de la historia impide esclarecer casi todo lo referente a la misma y conocer, si se trató de una misma contienda, fueron hechos diferentes o dos refriegas de una misma batalla. También si esta tuvo lugar durante el reinado de Alfonso II de León, en el año 812, como dice la tradición oral, o bien se trata de una derrota infringida a los cordobeses de Al-Andalus en el año 878, como recogen las mencionadas crónicas y señalan prestigiosos historiadores.

En cualquier caso estos hechos se entiende como decisivo para la historia de la comarca, para el afianzamiento del Reino de León y para el inicio de la repoblación cristiana en la zona.

Concesión de Fuero o Carta Puebla a Benavente en 1167

La segunda mitad del siglo XII se puede considerar de transcendental para la historia de Benavente ya que Fernando II de León otorga fuero a la villa en 1167. Las medidas impulsadas por el monarca en interés a favorecer el asentamiento de nuevos pobladores sirvieron, en las últimas décadas del siglo XII y buena parte del XIII, de ejemplo para su implantación en el centro y noroeste peninsular.  De tal forma que fueron repobladas “a fuero de Benavente” en buen número de villas y ciudades, principalmente de León, Galicia y Asturias.

Benavente representa la naciente idea oficialista de un gran proyecto de reorganización  surgido en la mente de Fernando II  con respecto a un lugar situado en el cruce de importantes comunicaciones del reino leonés, que pocos años aparece designado con el nombre de Malgrat (Mal paso), sin duda a causa de la dificultad para salvar los ríos que la circundan. Esta urgencia vital impondrá al monarca el máximo cuidado en el tratamiento de la población de Malgrat, cuyo nombre cambiará por el ilusionado y amable de Bonum Eventum o Beneventum.

La nueva villa de Benavente se desarrollaría  pronto levantándose sus murallas, castillo y hermosas iglesias, de las que aún admiramos Santa María del Azogue y la de San Juan del Mercado. Se constata el paso de Fernando II por Malgrat en numerosas ocasiones, despachando asuntos desde la villa frecuentemente el paso por Benavente, siendo también Benavente el lugar donde falleció este monarca en 1188. Es bien conocido que este monarca es el que dio el impulso decisivo a su desarrollo urbano, creando las bases de un extenso concejo situado en las inmediaciones de la frontera entre León y Castilla.

Cortes Leonesas de 1202

En el año en 1202 durante el reinado de Alfonso IX se  reúnen Cortes en Benavente. Las segundas que tendrán lugar del Reino de León y en las que dirigió el rey Alfonso IX de León dirigió a los congregados las siguientes palabras: Presentes los caballeros e mis vasallos e muchos de cada villa en mio regno en cumplida corte. Lo cual denota también la asistencia de los representantes del pueblo.

Tal importancia tuvieron aquellas Cortes benaventanas, las segundas de Europa y de León, al despuntar el siglo XIII, que siempre serán una referencia para invocar las franquicias y “libertades” concejiles. Benavente como en otras muchas ocasiones se convierte así de nuevo en el referente topográfico y en el corazón estratégico del reino de León. Tal y como había sucedido con anterioridad cuando fue escenario de la Curia en 1181 y como lo será con posterioridad de otras posteriores en 1228.

Unión de los Reinos de León  y  Castilla en 1230

En 1230 tiene lugar el llamado Convenio de Benavente por el que se unen definitivamente las coronas de Castilla y León en la persona de Fernando III El Santo.  Benavente es escenario de un acontecimiento histórico de gran trascendencia para la historia de España, ya que aquí comienza a fraguarse el proceso de unión bajo una misma corona de los reinos peninsulares. En la conocida como Concordia de Benavente, y tras los acuerdos preliminares de Coyanza, se hace efectiva la unión definitiva de los reinos de León y Castilla en la persona del monarca Fernando III, renunciando las infantas a sus derechos dinásticos. Esto se refleja en el documento espedido en Benavente el 11 de diciembre de 1230.

Fundación del Condado de Benavente en 1387

Enrique II la entregó en 1398 al caballero portugués D. Juan Alfonso Pimentel que sería tronco de una dinastía nobiliaria que se mantendría a lo largo de su historia hasta finales del siglo XIX. Desde entonces la historia de la Villa y la de sus señores discurrirán desde entonces estrechamente unidas. Se convierte así en cabeza de un extenso condado. Los dominios de este condado se fueron extendiendo no sólo a la comarca natural de Benavente, sino a poblaciones y comarcas enteras de Castilla, León e incluso Galicia.

Declaración de Benavente como ciudad en 1929

El 8 de agosto de 1929 el rey don Alonso XIII concede a Benavente el título de ciudad. Mediante esta distinción el monarca y el gobierno de la Nación reconocen los méritos históricos y el esfuerzo de sus habitantes por procurar el desarrollo económico y social de la localidad. Esta concesión supone una gran satisfacción y orgullo, pues reconoce el afianzamiento de Benavente como centro social, político y económico de la zona. Con ello nuestro municipio adquiere mayor rango como comunidad humana, sirviendo para alentar a los benaventanos a esforzarse en procurar nuevas metas para la población y sus habitantes.

Muchos más son los que podríamos aquí hoy desgranar y sin duda serán muchos los que aún nos quedan por llegar en un futuro que esperamos y deseamos todos sea prometedor para Benavente y sus ciudadanos

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.