El pasado, miércoles, 16 de junio, apicultores de la organización Muruna (Mundo Rural Naturaleza) comenzarón a subir a zonas apartadas de la montaña palentina estaciones móviles de polinización para compensar la desaparición de la abeja silvestre por la plaga de la varroasis.

El “apimovil” es un carro con colmenas que permite que la abeja melífera doméstica acceda a floraciones de altura, fuera del alcance de los colmenares tradicionales que circundan las aldeas de montaña. Su función es polinizar puntos claves para la fauna protegida, donde crecen especies vegetales que dependen de la abeja para fructificar, como el arándano, el serbal y el mostajo, y que son fuentes de alimento estratégicas para especies amenazadas como el urogallo y el oso.

En la polinización del arándano la abeja es el insecto determinante así como en la mayoría de las variedades de manzano, estando probado que cuanto mayor sea el número de visitas por flor, más y mejor fruta producirá, llegando a elevar, si el número de polinizadores es elevado, de 5 a 6 veces su producción. Las floraciones duran y estaban calculadas para ser asistidas correctamente en tiempo y forma por agentes polinizadores y cada vez son menores estos últimos. Una abeja puede, en condiciones normales, visitar 45 flores en cada salida. Para producir 1 Kg de miel 60.000 abejas visitarían 3.000.000 de flores. En plena temporada melífera esa cantidad de abejas llevarían diariamente 5 Kg de néctar a la colmena, que quedaría transformado en 1 Kg de miel. En esta acción de Muruna se tiene en cuenta que la densidad de la población de abeja doméstica se mantenga similar a la silvestre, evitando un exceso de este agente polinizador, de modo que no compita y merme poblaciones de otros insectos que realizan esta función reproductora en otras plantas.

El carro permite la movilidad de las colmenas para aprovechar las diferentes floraciones que se producen en la montaña y puede multiplicar hasta por tres la producción de miel. Está preparado para ser manejado por apicultores no profesionales, con una producción de miel baja-media.  Se puede remolcar con el carné de conducir básico. Lleva incorporado un pastor eléctrico para frenar arremetidas del goloso y hambriento oso pardo, de modo que no destroce las colmenas, claves para la polinización que le pueden nutrir más tarde de los frutos silvestres que las abejas ayudan a producir.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.