Lopez AguilarEn el ecuador de la campaña electoral, el cabeza de lista por el PSOE, Juan Fernando López Aguilar (Las Palmas de Gran Canaria, 1961), se esfuerza por alejar el debate de las cuestiones nacionales y reafirmar una vocación europeísta que va más allá de la economía y que él quiere situar en lo que supone –o puede suponer- ser ciudadano europeo. Tiene muy presente la necesidad de movilizar a su electorado para evitar una previsible elevada abstención y acusa al PP de intentar llevar la campaña a temas que desincentiven el voto. Por ello, en cada respuesta ataca al contrario y busca diferenciarse, convencido de que “los parados no culpan al Gobierno de la crisis”. Preguntado sobre la cuestión nuclear, deja una calculada ambigüedad en torno a la prórroga de Garoña para mostrarse firme partidario y defensor de las energías renovables.

¿Está seguro de que los cuatro millones de parados no creen que el Gobierno puede hacer más?

A los desempleados los socialistas les decimos: tus problemas son los nuestros, nos hacemos cargo; tus esperanzas son las nuestras, y nos hacemos responsables. Por eso el Gobierno de España del mismo modo en que liquidó con superávit cada ejercicio presupuestario de la legislatura anterior, que fue de bonanza, ahora maneja responsablemente el déficit para extender las prestaciones sociales, las prestaciones por desempleo, incrementar el salario mínimo y las pensiones en tiempo de dificultad. Y está movilizando la mayor cantidad de recursos de la Unión Europea para estimular de nuevo el crecimiento y el empleo. El Plan E ha supuesto 8.000 millones de euros y ha generado 300.000 puestos de trabajo. Se están estimulando sectores estratégicos, como el automóvil; se está avalando el crédito a pequeños y medianos empresarios y autónomos. Los trabajadores lo saben, y los parados también. Y los parados saben cuánto peor estarían si el PP pudiera estar imponiendo su recetario: reducción de la inversión, del gasto social, recorte de los derechos de los trabajadores y de las prestaciones de desempleo. Los trabajadores lo saben, y saben que si estuviese gobernando el PP, o pudiese imponer su recetario, tendrían un doble problema: primero luchar contra la crisis, sin la ayuda del gobierno del PP, a diferencia de lo que ahora sucede; y segundo, luchar contra el gobierno del PP, lo que ahora no está pasando. No, no, los trabajadores no culpan a Zapatero del paro; los parados tampoco.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.