El Consejo de Gobierno de Castilla y León ha concedido una subvención directa de 110.000 euros dirigida a ayuntamientos y diputaciones para incrementar el número de ciudadanos de la Comunidad residentes en el exterior que pueden visitar su tierra o la de sus padres y abuelos en el caso de descendientes de emigrantes. 

Un total de siete entidades locales entre las que se encuentran las diputaciones provinciales de León, Palencia, Salamanca y Zamora, junto a los ayuntamientos de Burgos, Salamanca y Zamora, recibirán partidas para aumentar el número de participantes de sus programas “Añoranza” y “Raíces“, que rondará en total las 140 personas, y para incrementar el número de actividades en los días de visita.

 

El programa “Añoranza” permite el regreso temporal de los emigrados a su tierra natal y su reencuentro con sus lugares de origen, sus paisajes y, en muchos casos, con los familiares que dejaron atrás. Por su parte, el programa “Raíces” facilita que los jóvenes descendientes de castellanos y leoneses emigrados al extranjero tengan la oportunidad de conocer la tierra de origen de sus ascendientes, conocer su forma de vida y sus aportaciones a una cultura y sociedad que es común.

Para potenciar estos programas, la consejería de Interior y Justicia firmó un protocolo de colaboración con los ayuntamientos y diputaciones de la Comunidad que los organizan con frecuencia. De este modo, la Consejería aporta una cantidad que se suma al presupuesto para que puedan apuntarse más personas a cada viaje. Cerca de 120.000 castellanos y leoneses residen fuera de España, según los datos del Padrón de Españoles Residentes en el Exterior (PERE).

Esta medida se encuentra dentro del Plan de Apoyo a la Ciudadanía Castellana y Leonesa en el Exterior y la Emigración de Retorno 2009-2012, en el que se promueven 93 medidas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que residen fuera de las fronteras de la Comunidad Autónoma y de los que deciden retornar.

Este Plan de Apoyo, elaborado con la máxima participación y consenso, se ha realizado en cumplimiento del compromiso del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Las 93 medidas se engloban en cinco áreas que apuestan por la igualdad de derechos y obligaciones de todos los ciudadanos de la Comunidad, residan dentro o fuera de sus fronteras.

El Plan incluye medidas de sanidad, de servicios sociales, de educación, de empleo, de información y participación, de cultura, de vivienda y de organización institucional, entre otras, que sitúan a Castilla y León en la vanguardia de las Comunidades Autónomas en la prestación de servicios a sus ciudadanos del exterior.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.