Atapuerca y la evolución humana cerró sus puertas el 25 de abril en La Coruña con 45.000 visitantes. Las diferentes exposiciones de Atapuerca que han recorrido 31 ciudades desde 2001 han sido visitadas ya por 900.000 personas. Estas muestras que han servido como plataforma para presentar el Museo de la Evolución Humana de Burgos terminarán el ciclo en el mes de junio en Toledo, donde se podría llegar a esa cifra del millón de visitantes desde que se puso en marcha.

La última parada de la exposición Atapuerca y la evolución humana será la ciudad de Toledo en el mes de junio, lugar en el que la itinerancia de esta exposición de Atapuerca podría llegar a la cifra total de 1.000.000 de visitantes. El último lugar que ha visitado la exposición ha sido La Coruña, donde se ha clausurado el pasado 25 de abril con 45.000 visitantes.

Esta iniciativa cultural, organizada por la Junta de Castilla y León con el patrocinio de Caja España y la colaboración del Ayuntamiento de La Coruña, ha acercado hasta Galicia los hallazgos más destacados de uno de los yacimientos paleoantropológicos más importantes del mundo y cuyos registros superan el millón de años de antigüedad.

En un recorrido estructurado en nueve espacios, los visitantes han tenido la oportunidad de admirar algunos de los principales hallazgos hallados en el yacimiento burgalés, como el Cráneo 5 con las vértebras cervicales asociadas, la reconstrucción de la cabeza del Niño de la Gran Dolina o la pelvis Elvis, la más completa del registro fósil. La exposición se renueva permanentemente y ha incorporado los hallazgos registrados en las últimas campañas, como el extraordinario bifaz encontrado en la Sima de los Huesos, bautizado con el nombre de Excalibur, o los restos humanos más antiguos del continente europeo hallados en el yacimiento de la Sima del Elefante, con una antigüedad de 1.400.000 años. La visita a estas piezas se ha completado con explicaciones sobre los primeros registros realizados en el continente africano y con distintas aproximaciones al emplazamiento geográfico de yacimiento, así como con la proyección del documental Imágenes de Atapuerca, de Javier Trueba, el más premiado de la historia del cine científico español. Atapuerca y la evolución humana cuenta además con un espacio dedicado al Museo de la Evolución Humana y ha ofrecido otras actividades complementarias como talleres didácticos y conferencias.

El último ciclo de esta exposición itinerante que ha tenido el nombre de  Atapuerca y la evolución humana comenzó en 2009 en Gijón su recorrido por España, pasando también por Santander, Logroño y La Coruña. Esta muestra dio el relevo a las exposiciones Atapuerca, tras el rastro de los primeros europeos, celebrada en París entre enero y marzo de 2009 y Tesoros de Atapuerca, los fósiles originales, celebrada en Barcelona entre mayo y junio.

Desde que comenzó su itinerancia en 2001, la exposición ha pasado por varias fases y ha atraído a un total de 900.000 personas en las 31 ciudades que ha visitado. Toledo será su última parada y podría alcanzar la cifra total de 1.000.000 de visitantes.

Esta afluencia de público revela el gran interés que suscita el conocimiento de nuestros orígenes y la oportunidad que supone para Castilla y León la próxima apertura del Museo de la Evolución Humana (MEH) de Burgos, que nace con el reto de convertirse en un proyecto científico y cultural de referencia internacional. Con Atapuerca y la evolución humana la Consejería de Cultura y Turismo ha logrado el doble objetivo de presentar a nivel nacional e internacional el MEH además de continuar difundiendo y proyectando en el exterior lo que constituirá su contenido principal.

Algunos de los hallazgos más singulares del yacimiento burgalés estarán presentes en el pabellón español de la Exposición Universal que tendrá lugar este año en Shangai.

No hay comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.