OPINIÓN:

Nos resulta paradójico y molesto que el portavoz de la Junta, De Santiago-Juarez, califique como “barbaridad” el hecho de que los leoneses decidan su futuro en una consulta popular. Por si no se ha enterado estamos en un sistema democrático y, por lo tanto, el pueblo (demos) tiene derecho a decidir porque teóricamente a él pertenece el poder (kratos). Por lo tanto, ya que el señor Santiago-Juárez se opone a que el pueblo decida hay dos opciones, o que no se considere demócrata, o que piense que vivimos en una dictadura aún. Respecto a las valoraciones que hace sobre que el referéndum ha de convocarlo el Estado estamos de acuerdo, la legalidad es tajante en ese aspecto, por ello se ha dejado bien claro por parte de los promotores de la idea que esto no sería un referéndum sino una consulta a los vecinos de los municipios que decidiesen hacerla lo cual es una figura legal totalmente válida y desde luego amparada por la ley y la Constitución.

Y ya que el señor De Santiago-Juárez habla de legalidad, hemos de recordar que “Castilla y León” no tiene derecho legalmente a ser comunidad autónoma, ya que la Constitución dejó bien claro en 1978 que eran las regiones y nacionalidades españolas las que tenían derecho a la autonomía y, entonces, las regiones que existían en su comunidad autónoma eran dos bien separadas y diferenciadas, por un lado, la Región Leonesa que englobaba a Salamanca, Zamora y León y por otro la castellanovieja que englobaba a Ávila, Burgos, Logroño, Palencia, Santander, Segovia, Soria y Valladolid, por lo que si quiere hablar de legalidad debería leerse las leyes primero y echar un vistazo a los mapas regionales que ha tenido España, aunque suponemos que sabrá que “Castilla y León” es un invento creado para beneficiar descaradamente a una provincia y perjudicar especialmente a tres, curiosamente, las del Reino de León. Y si cree que su estatuto beneficia tanto al País Leonés es que no ve los datos, no hay que ser muy avispado para ver que año tras año el País Leonés pierde población mientras Castilla la gana, que los leoneses hemos sido la región que más se ha envejecido desde que existe el sistema autonómico y que somos la que más ha vivido la emigración de nuestros jóvenes fuera de nuestra región por falta de trabajo y expectativas. Con los datos en la mano (y con la historia también) lo que es una auténtica barbaridad es que haya gente que siga defendiendo la unión de León y Castilla en una misma autonomía.

Por último, cabría referirnos a la presidenta de la Diputación de León, la Señora Carrasco, que se lamentó porque los leonesistas no nos preocupasemos de “resolver los problemas de los ciudadanos”. Creemos que no ha reflexionado sus palabras, y es que los leonesistas no defendemos una autonomía leonesa sólo por cuestiones históricas o identitarias, sino especialmente porque nuestra tierra está siendo maltratada por una institución como la Junta que nos ha sido impuesta y, fruto de ello, nos han crecido los problemas. En el País Leonés habría más futuro y más trabajo con una autonomía leonesa, porque tendríamos unas mejores infraestructuras, tendríamos un lugar junto al resto de regiones de España y estaríamos en igualdad de condiciones con ellas para exigir mejoras para nuestra tierra, seguiríamos teniendo conexión ferroviaria con Oporto y Extremadura, estaría hecha desde hace dos décadas la autovía de La Plata y no tendríamos que dar rodeos por Tordesillas para viajar entre Salamanca y León, etc. Pero si no creamos tejido industrial, no creamos unas infraestructuras adecuadas para atraer empresas y, encima, a las pocas que tenemos, les subvencionan que se marchen de nuestras provincias a Boecillo (Castilla), ¿cómo no vamos a tener problemas?

Una autonomía leonesa nos resolvería muchos problemas. No todos, claro está, pero sin duda mejoraría nuestra situación considerablemente, otra cosa es que ante la duda de agarrarse al sillón o defender los intereses de su tierra tanto unos como otros defiendan el aferrarse a su sillón. Miren al País Leonés y recordadlo hace apenas una veintena de años, creemos que la debacle de la Región Leonesa ha sido notoria. Si les parece una barbaridad que los leoneses decidamos ser o no autonomía propia cuéntenselo a todos aquellos que han tenido que abandonar el País Leonés por falta de trabajo por la ‘maravillosa’ gestión de la Junta desde 1983.

Colectivo Ciudadanos del Reino de León

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.